Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 31 Julio, 2013

El partido de Copa entre Saprissa y Cartaginés resultará un prólogo inmejorable para la película mayor que es el campeonato.
Para los que éramos niños en 1950, se puede comparar cuando íbamos a tanda de tres al Cine Moderno a mirar una película de Roy Rogers, con prólogo de Los Tres Chiflados.
Por lo sucedido la temporada anterior con una final de campeonato casi inédita entre Herediano y Cartaginés, ganada dramáticamente por el Team, cierre que dejó fuera de los galardones a Saprissa y Alajuelense, todo pinta a que la nueva campaña en cuanto a la cima, presentará una lucha sin cuartel entre los llamados cuatro grandes.
Se ha dado un equiparamiento de fuerzas del que precisamente se aprovecharon en la campaña anterior florenses y brumosos para sacar del podio a morados y manudos, pero ahora se reanudan las hostilidades y esta semifinal copera se presenta como excelente parámetro para analizar cómo está el asunto a dos semanas de que arranque la temporada.
Si hubo dos cuerpos dirigenciales; dos cuerpos técnicos y dos grupos de jugadores que se dispusieron a ganar la Copa Banco Nacional, fueron Cartaginés y Saprissa. La llave los colocó en la misma zona y fueron brincando obstáculos hasta instalarse como semifinalistas. Falta muy poco para alzar el anhelado título.
Con el juego de ida en el Fello Meza empatado, hoy se juega la vuelta en el Estadio Nacional y solo quedará un sobreviviente. A este lo espera el sorpresivo Carmelita.
Las encuestas dan como favorito al Saprissa, pero los que votan en ellas padecen de mala memoria y se olvidan que en la temporada anterior fueron los brumosos “la bestia negra” de los capitalinos.
El equipo de Javier Delgado le ganó al de Ronald González aquí, allá y más allá y no han variado sustancialmente las cosas para dar por adelantado que los morados se van a llevar la serie caminando. También Saprissa doblegó al cuadro de la Vieja Metrópoli en el Fello Meza lo que dicta un equilibrio entre las formaciones que se supone debe perdurar para el juego de hoy, donde para nosotros no hay favorito.
Los estrategas cuentan con nómina amplia donde tienen hasta tres jugadores por puesto y mucho puede decidir al sobreviviente de esta semifinal, el acierto de cada técnico a la hora de seleccionar su equipo titular.
Ahora, cuando los medios anuncian este juego como una final adelantada, Guilherme Farinha simplemente sonríe.

[email protected]