Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 20 Abril, 2013

Cleveland. La derrota del Saprissa en Limón, que no fue sorpresiva ni tampoco inesperada, porque no es la primera vez ni será la última que los grandes muerdan el polvo en el Atlántico, pero que sí llegó en el peor momento para los morados, le echó una tonelada de oxígeno al cuerpo en estado terminal del campeón Alajuelense que, aún con respiración artificial ve abiertas las posibilidades de que le desconecten las mangueras y no morir en el intento.
Partiendo del supuesto de quela Liga pueda ganar sus tres partidos restantes que contemplan dos peligrosas visitas, la primera a Coronado donde acaba de caer Cartaginés y otra precisamente al Fello Meza, el traspié del Saprissa le abre un marco aritmético más amplio porque hoy los manudos están solo tres puntos debajo de los morados y estos tienen dos fechas cruciales en lo que resta del torneo: reciben a Pérez Zeledón este domingo y cierran con Herediano, o sea, dos rivales en zona de clasificación. Si los discípulos de Ronald González dejan escapar tres puntos de seis, la Liga los caza si gana sus respectivos compromisos y el asunto se resuelve por promedio de goles.


De más está afirmar que debido a esa derrota morada en Limón, su juego con los guerreros reviste características espectaculares pues se juegan la clasificación los dos rivales, más una Liga a la expectativa. Ya Alajuelense tiene al Saprissa a tres puntos; si los morados derrotan a los guerreros y la Liga no sucumbe en Coronado, también los generaleños quedarían a tres unidades de los erizos a dos fechas del final, de manera que por “culpa” de Limón, la cosa está que arde.
Tampoco los seguidores de la Liga pueden ilusionarse más de la cuenta; que recuerden cómo se les quemó el pan en la puerta del horno en el torneo trasanterior en situación similar. Estaban prácticamente eliminados pero montaron una racha de triunfos que se combinaron con otros resultados, pero en el último juego para clasificarse, los manudos cayeron con San Carlos en el Morera Soto y se les fue la posibilidad de retener la corona.
La fecha 20 puede resolver muchas cosas; la 19 puso a Herediano en la nuca del Cartaginés; afianzó a Pérez Zeledón y revitalizó al Alajuelense, fue fatal para el Saprissa. Quedan nueve puntos en disputa; el primer lugar no está seguro; tampoco el tercero ni el cuarto.
¡A comer uñas muchachos¡

[email protected]