Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 15 Septiembre, 2009



El pasado viernes, cuando el Comité Ejecutivo decidió no destituir al técnico de la Selección Nacional, Rodrigo Kenton, en la larga sesión que tuvieron por la tarde, finalicé mi Nota que se publicó al día siguiente con esta frase.
“Si en las canchas hemos hecho el ridículo esta semana, ayer en la mesa, con la mente fría lo evitamos”.
Desde luego di a entender que estuve de acuerdo con que el cuestionado entrenador siguiera al frente de la tricolor, a pesar de sus errores.
¡Qué pasó por mi mente!
Se los voy a contar con absoluta honestidad.
El director técnico que en la actual situación me agrada más para que se haga cargo de la Selección Nacional a largo plazo, es el mexicano Carlos de Los Cobos.
Incluso recibí en mi correo tres mensajes de aficionados que también lo piden como futuro técnico de Costa Rica, mientras que otro manifestó que fichar a don Carlos, era como repetir la triste historia con Horacio Cordero.
Decía yo que dejando las cosas igual para la penúltima fecha de la hexagonal, Costa Rica podía derrotar a Trinidad y Tobago con Kenton al frente, mientras que los salvadoreños sucumbían en el Azteca.
Con esta combinación de resultados, El Salvador quedaba sin opción alguna al repechaje y su último partido de la hexagonal ante Honduras, era de trámite.
Suponía este fraile que así las cosas y de cara a la última fecha de la hexagonal, con el crucial partido Estados Unidos-Costa Rica como cierre de la eliminatoria, la Federación local podía negociar con su homóloga salvadoreña la rescisión del contrato con De Los Cobos, que termina después del partido contra Honduras y fichábamos nosotros al mexicano, conocedor del ambiente de Concacaf y que al frente de los cuscatlecos, les dificultó a los estadounidenses los dos partidos de la hexagonal.
Esos eran mis números.
Desde luego que si Costa Rica derrotaba a Trinidad con Kenton, era difícil y hasta injusto destituirlo de cara al juego en Washington, pero ese fue mi pensamiento.
Ayer, que lo cesaron, considero la decisión de nuestros dirigentes, totalmente correcta y si piensan que he caído en contradicciones, ahí perdonen. No lo veo así, precisamente por esto que les expliqué.

[email protected]