Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 01 noviembre, 2016


El discurso de Guilherme Farinha es repetitivo.

Su Liga no gana porque no termina en la red del contrario un buen fútbol en la cancha. Y lleva razón pero esa deficiencia es la que lo está “matando”.

Por una u otra tazón la bola no entra y entonces los rivales fuertes del Alajuelense, con los que probablemente tendrá que vérselas en la cuadrangular, todos han hecho fiesta contra los manudos. Mientras la Liga no derrote a Herediano, Saprissa y Cartaginés, por “más bonito” que juegue, sus seguidores jamás van a estar satisfechos.

A pesar de que el lusitano les promete a sus parciales un fútbol ofensivo y forma con tres atacantes en su alineación, el Alajuelense es uno de los doce equipos con menos goles en el Invierno y la diferencia con el Team y el Monstruo en ese renglón es abismal.

El ataque manudo no asusta.

Saprissa controló el clásico gracias a la combinación de un fútbol muy táctico, sustentado en el equilibrio que le ofrece al equipo un medio campo de mucha capacidad con Angulo, Guzmán, Torres y Segura y la suerte que tuvo al abrir la cuenta muy temprano, no por propia virtud (aunque el gol de Marvin fue exquisito), sino porque vino de un error garrafal del enemigo. Anotar en un clásico en el minuto nueve ayuda muchísimo, máxime si se cuenta con futbolistas que aprovechan tácticamente esa situación.

Esta Liga de Farinha no cuenta con jugadores de las características de estos cuatro que citamos del Saprissa. Pablo Gabas sin ser hoy la gran cosa, les hace mucha falta. Alajuelense aburre con un fútbol que se abre por los costados, que toca por el centro pero de forma horizontal; no hay imaginación ni malicia en sus creativos para romper retaguardias cerradas con magia y fantasías y es por eso que pareciera que la Liga juega bien, juega bonito, pero es más peligroso un ataque de amebas.

Por ahora, Alajuelense se beneficia de las derrotas de sus escoltas Santos y Carmelita en la jornada dominical; el Cartaginés no perdió el tercer lugar a pesar de caer en el Sur, gracias al traspié de los manudos; se fugaron más Saprissa y Herediano y en el sótano, Liberia gracias a su triunfo ante Carmelita se desprende cinco puntos arriba de San Carlos que pareciera va a entrar al Verano contra las cuerdas.