Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 11 Octubre, 2018

Matosas entró con el pie derecho al comando de la Selección

Las primeras de cambio resultan favorables al fichaje de Gustavo Matosas como técnico de la Selección Nacional.

El tipo, aún sin soltarse cae bien, es educado, prudente, excelente presencia física que no juega pero ayuda, en épocas donde la imagen cuenta y pesa.

Sus primeras declaraciones después de estampar la firma, son agradables y resuenan honestas.

Le atrajo la idea de dirigir por primera vez una Selección Nacional, que es el vínculo único y lógico de poder dirigir en un Mundial de Fútbol, meta prioritaria del entrenador que se consagró con el León de México.

Sentimos sus palabras sinceras cuando afirma que existen ocasiones en que el tema del dinero es secundario, máxime cuando la meta no es monetaria sino futbolística. Don Gustavo quiere estar sentado en el banquillo de Costa Rica en Catar y fue nuestro país el que le abrió tan excitante oportunidad.

De entrada nos parece un acierto de la Federación de Fútbol y de la Comisión Técnica la firma de Matosas. Ojalá que en el corto plazo, Rodolfo Villalobos no se enrede con las funciones que debe cumplir esa Comisión Técnica que valoró las credenciales del uruguayo, con la nueva figura que se quiere crear de un Director Deportivo que más bien puede llegar a enredar la cosa.

Las credenciales de don Gustavo fueron estudiadas, analizadas, valoradas y hasta comparadas con las de otros tres candidatos al puesto, por la Comisión Técnica que preside José Jaikel y que forman también varios técnicos de fútbol.

Nos parece más correcto y así lo hicimos ver en nuestra Nota de ayer, que sea esta Comisión la que supervise el trabajo de Matosas al frente de la Tricolor y no el director de selecciones nacionales, un puesto que se ha inventado a la carrera, sin planificación previa, solo para distraer el fracaso de la "Sele" en Rusia.

La lógica indica que si fue la Comisión Técnica la que recomendó y escogió a Matosas, con dirigentes del Ejecutivo, sean ellos los encargados de supervisarlo en el largo trecho hasta Catar 22.

Esta labor específica requiere de mucho tacto y honesta comunicación, para que las recomendaciones de esta Comisión, el cuerpo técnico que liderará Gustavo Matosas, no las sienta como una intromisión a su trabajo.

¡Menuda labor!

[email protected]