Logo La República

Miércoles, 19 de enero de 2022



NOTA DE TANO


Nota de Tano: Frente a Grecia, Jonathan McDonald fue un defensa más

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 27 julio, 2018

El 4-3-3 de la Liga obligó al sacrificio táctico de los delanteros

Frente a Grecia, Jonathan McDonald fue un defensa más

Luis Diego Arnáez arriesgó bastante, tácticamente, cuando decidió enfrentar a Grecia en el debut del Alajuelense en el Apertura, con línea de cuatro y, únicamente, un volante central.

Usualmente, cuando se utiliza una línea de cuatro, los estrategas prefieren cerrar compuertas con un par de volantes centrales, uno de marca y el otro mixto.

Lo hizo el Herediano frente a la Universidad al formar con Oscar Esteban Granados y Allan Cruz; también, el Saprissa frente a Santos cuando paró en la cintura a Juan Gabriel Guzmán con Bustos Golobio.

El “Flaco” ordenó una defensa de cuatro con Galo, Gutiérrez, López y Meneses, y solo utilizó a Luis Garrido como volante central, flanqueado por dos creativos: Allen Guevara y Alex López.

El sacrificar a otro volante mixto, tipo Jake Beckford, le permitió al técnico del León alinear una tripleta ofensiva con McDonald, Moya y Rojas. Así, la Liga enfrentó a Grecia con un claro 4-3-3, planteamiento agresivo pero a la vez peligroso, dado que los pupilos de Walter Centeno son reconocidos por jugar de forma alegre y al ataque.

Bloquear a jugadores técnicos y habilidosos como Yeremy Araya, Johan Condega, Kenneth Dixon y James Hudson, con solo un volante central, requería el sacrificio táctico de dos de los atacantes. Por eso, vimos, sobre todo, a Jonathan McDonald colaborando con la retaguardia durante el partido; lo mismo el catracho Róger Rojas. Solo Jonathan Moya se quedó más arriba, presionando a la retaguardia griega.

El gol tempranero de McDonald en el minuto 4, logrado en posición adelantada, ayudó mucho a la causa de Arnáez; pero, separando este empujón del cuerpo arbitral, no se le debe restar el mínimo mérito a la apuesta táctica del técnico del Alajuelense, que, repetimos, se arriesgó ante un rival que, como Grecia, gusta de jugar al ataque. Por ello, se expone a recibir muchos goles, aunque también, practica un fútbol vistoso que lo va a alejar de las posiciones del descenso.

Ya “Paté” sabe, con un campeonato completo a cuestas, que Grecia puede salir goleado frente a rivales de peso. En el Clausura lo golearon y ya la Liga lo aplastó 4-1, pero, jugando como lo hacen los griegos, le alcanza y le sobra para habitar en la mitad de tabla, sin riesgos de descender a la zona caliente cercana al infierno, más dispuesta para otros equipos timoratos y tímidos que juegan a no perder.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.