Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 11 Septiembre, 2017

Costa Rica juega igual que en Italia 90: 5-4-1

Óscar Ramírez para a la Selección Nacional con un planteamiento táctico prácticamente idéntico al que usó Bora Milutinovoic en Italia 90. El entrenador gitano y trotamundos del fútbol se adelantó a los tiempos.
Costa Rica le hizo frente al mundial del verano italiano con un 5-4-1; tres defensas centrales: Mauricio Montero, Róger Flores, líbero y capitán, y el entonces juvenil Rónald González.
En las franjas, como carrileros o marcadores de punta, Germán Chavarría por la derecha y José Carlos Chávez Innecken en la izquierda.
Dos volantes centrales, de marca, recuperadores: Héctor “La Iguana” Marchena y Róger “El Policía” Gómez y dos mediocampistas creativos, abiertos, los motores del grupo: Óscar Ramírez y Juan Cayasso. En punta: Claudio Jara.
El “Macho”, mundialista en Italia y técnico de la Tricolor hoy, “instala” en el terreno una formación idéntica en cuanto al sistema de juego: 5-4-1.
Tres centrales: Waston, Acosta y Calvo; dos carrileros: Gamboa y Oviedo; dos volantes centrales: Celso y Guzmán; dos mediocampistas abiertos: Bolaños y Bryan Ruiz y un atacante en punta: Marco Ureña.
¿Qué diferencias se pueden señalar entre un equipo y otro?
Nos parece que la Tricolor de Italia 90 era un equipo más potente físicamente y de mejor marca. Por ejemplo, los dos carrileros que usó Bora eran de condiciones técnicas distintas a los de Ramírez. Incluso Milutinovic improvisó a Chavarría como defensa derecho, siendo “Chava” en toda su carrera, volante de marca del Herediano. Ninguno de este par de defensores que derrotaron a Escocia y a Suecia, sumaba las cualidades técnicas, la velocidad, la explosividad y el pasar a la ofensiva como lo hacen Gamboa y Oviedo.
Igual los volantes centrales: Marchena era un perro de traba que atornillaba rivales no importa su nombre, sino pregúntenle al brasileño Careca a quien Héctor tuvo a mecate corto en el juego que la “Sele” perdió por la mínima ante la potencia suramericana. Gómez era un volante mixto, más fuerte en marca que en ofensiva, aunque sí tenía gol.
Ninguno de los volantes ticos en Italia, tenía las características técnicas de Celso Borges, pero tampoco David Guzmán o Randall Azofeifa a la hora de apretar, lo hacen con el oficio de Marchena.
La zona de creatividad de las dos selecciones se asemejan: tan talentosos Cayasso y Ramírez como Bolaños y Ruiz y el llanero solitario Jara no está o estuvo nada distante a la hora de desgastar defensores centrales, distraer marcas y buscar cordeles que el héroe de hoy: Marco Ureña.

[email protected]