Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 18 Julio, 2017

Cuartos de final de Copa Oro lucen parejos

San Francisco, California.
Desde 2015 a los Indios de Cleveland no se les había ocurrido perder cuatro juegos seguidos y “decidieron” perderlos ahora, que los estamos viendo (sufriendo) en vivo y a todo calor. No color (calor).
La Tribu fue barrida sin misericordia en el Coliseum de Oakland en los tres juegos, entre un equipo colero en abierta reestructuración y los líderes de la División Central de la Liga Americana, en plena calle. Los Atléticos están traspasando a todas sus estrellas con la temporada ya perdida, incluso el pasado domingo apenas terminó el último juego ante la Tribu, enviaron a los Nacionales de Washington a dos de sus principales relevistas (Madson y Dolittle) a cambio de cuatro prospectos y sin embargo apalearon a unos Indios irreconocibles que anoche iniciaron otra serie de tres juegos con los Gigantes en San Francisco, otro equipo que está en el sótano de su División. Estuvimos anoche en el AT&T esperanzados en que la Tribu resucite.
Desde luego que las cuatro derrotas al hilo de Cleveland ponen en riesgo su liderazgo y ya tienen en la nuca a los Mellizos y a los Reales y hasta asoman la nariz los Tigres de Detroit.
Cambiando de tema, nos parecen bastante equilibrados los cuartos de final de la Copa Oro que presenta dos duelos entre cuatro selecciones que disputan la hexagonal de Concacaf: Costa Rica ante Panamá y México frente a Honduras. Estados Unidos como anfitrión se acomodó el calendario y se las verá con El Salvador y un último emparejamiento no habitual entre Jamaica y Canadá.
Lamentablemente la Selección no podrá contar con el valioso aporte de Cristian Bolaños, el sustituto ideal para las vacantes que dejaron Joel Campbell y Johan Venegas. La incorporación de Kendall Waston hará que el Macho juegue línea de cinco atrás con Salvatierra, Waston, Acosta, Pipo y Calvo; cuatro en el centro: Guzmán, Wallace, Ruiz y Tejeda (Ramírez) y Marco Ureña adelante.
Los panameños son incómodos y viejos conocidos; se ha construido una enorme rivalidad entre los dos seleccionados vecinos y solo recordemos que nos acaban de sacar dos puntos en el Estadio Nacional por la Hexagonal, de manera que el pasaporte a semifinales para nada está asegurado.
En todo caso y por razones de “pintura”, preferimos a Panamá que a Honduras en esta instancia. Menos morbo y más fútbol.
[email protected]