Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 14 Julio, 2017

Acompañamos a los Indios a una gira de seis partidos

Oakland, California.
Me encuentro en Oakland y aprovecho la semana de vacaciones para dar rienda suelta a mi pasión por los Indios de Cleveland, que inician esta noche una serie de tres juegos en el Coliseum, ante los Atléticos y luego viajan a San Francisco, para vérselas con los alicaídos Gigantes. Los vamos a apoyar personalmente en la ruta.
Me acompaña en el viaje mi nieto mayor Daniel, fanático a sus 17 primaveras de los Yanquis de Nueva York, pero encantado de acompañar al “nonno” en este recorrido de seis juegos por tierras californianas.
La Tribu llegó a la Serie Mundial la temporada pasada y la perdió con los Cachorros de Chicago. Los analistas del béisbol proyectaron a los Indios como ganadores en la nueva campaña de la División Central de la Liga Americana y fuertes candidatos a repetir en el Clásico de Otoño.
Cleveland es considerado el equipo con el mejor cuerpo de lanzadores abridores de todo el béisbol: Corey Kluber, Carlos Carrasco, Danny Salazar, Josh Tomlin y Trevor Bauer. Además, la Tribu ya contaba con el taponero Andrew Miller, adquirido de los Yanquis a un precio altísimo, pues hubo que darles tres talentos y firmaron al jonronero Edwin Encarnación en $60 millones.
El plato estaba completo y la mesa servida.
Pero como dicen: una cosa es verla venir y otra bailar con ella. Salazar se lesionó; Tomlin y Bauer en la mera “street” y Encarnación con el bate apagado. No batea ni promedio y solo ha metido 18 jonrones.
Para colmo, el piloto de los Indios, Terry Francona, ha tenido serios problemas de salud que lo han obligado a internamientos hospitalarios, pero en medio de tanta trifulca, la Tribu se las ha ingeniado para terminar la primera mitad de temporada en el primer lugar de su División, con 47 triunfos y 40 reveses. El antesalista dominicano José Ramírez, estelar en el Juego de Estrellas está encendido, batea .332 y es el espíritu revoltoso de la novena.
Los juegos en Oakland y San Francisco son propicios para mejorar promedios, pues los dos equipos vecinos ocupan el último lugar en sus divisiones. Atléticos sotaneros del Este americano a 21 juegos de Houston y Gigantes a 27 juegos de los Dodgers en la Nacional.
Disculpas a los lectores si no comentamos la Copa Oro, aunque estamos pendientes y ojo al Cristo, a ver qué sucede esta noche ante Guayana Francesa.

[email protected]