Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 13 Julio, 2017

Una ansiosa Tricolor no halló la red para el 2-1

Canadá terminó cercado, atrincherado, acurrucado y metido en su zona de retaguardia, y tuvo la capacidad de sostener el 1-1 frente a una Costa Rica ansiosa, precipitada, afanosa, a la que le faltaron serenidad y calma para sacarle mejor provecho a ese dominio.
El duelo de ganadores de la primera jornada del Grupo A de la Copa Oro terminó empatado, lo que dejó a las dos selecciones con muchas posibilidades de clasificarse a la segunda ronda, máxime que en el otro juego del grupo, Honduras no pudo doblegar a Guayana Francesa.
Ticos y canadienses jugaron un partido atractivo, abierto, con emociones en los dos marcos, enseñando los rivales virtudes y yerros, alejados de un fútbol de primer nivel, pero tampoco mostrando carencias que hicieran del juego un espectáculo negativo.
Nos agradó que la Selección Nacional no se escondiera a jugar con el resultado. Se suponía que un empate les era más favorable a los discípulos de Óscar Ramírez que a los de su colega Octavio Zambrano, por los rivales en el cierre.
Que la Tricolor repitiera con diez jugadores que iniciaron el juego ante Honduras, no era sorpresa, conociendo el “modus operandi” del Machillo. No salió Venegas y entró de titular Campbell, de manera que era la misma formación que doblegó a los catrachos, un equipo que en seis minutos tuvo dos ocasiones de gol, con remates de Calvo y un ingreso escalofriante de Ureña, prueba de que las intenciones del cuerpo técnico no eran las de esconderse.
Canadá tiene su Cristiano Ronaldo, su Messi, el joven Alphonso Davies quien juega en la MLS junto a Kendall Waston y Cristian Bolaños, y fue este picante delantero el que dejó mirando para el ciprés a Cristian Gamboa y perforó el 1-0, que le dio al cotejo una mayor dinámica porque la Tricolor se vio obligada al empate.
Lo logró Francisco Calvo con prodigioso remate de cabeza, casi anota David Guzmán el segundo y en la segunda parte, se llegó a un cierre ardoroso, emotivo, donde el portero canadiense Milan Borjan se encargó de decirle que no a Ureña en tres oportunidades, mientras su colega Pemberton no pasaba apuros.
No se pudo ganar, tenemos récord negativo con Canadá en Copa Oro, pero la Selección Nacional tiene un pie en la segunda ronda a la espera de rivales de más peso. El objetivo se va cumpliendo. Se cierra el grupo mañana contra Guayana Francesa, mientras Honduras quedó obligado a golear a Canadá.

[email protected]