Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 10 Junio, 2017

Empatamos con Panamá, nadie murió y seguimos segundos

¡Partido de vida o muerte!
¡Juego crucial y trascendental!
¡Ganar o morir frente a Panamá!
Así promovió la mayoría de la prensa deportiva costarricense el juego de la Selección Nacional frente a los canaleros y resulta que Costa Rica no ganó y nadie se murió.
Es más...ni siquiera perdió el segundo lugar de la hexagonal.


Continua el equipo de Oscar Ramírez ahí, tranquilito, debajo de México y encima de los demás.
Se acercó Estados Unidos.
¡Qué importa!
Incluso, qué importa si nos raya.
Bajamos al tercer lugar y nos alcanza para viajar al Mundial de Rusia y si todavía descendemnos un peldaño más, no pasa nada. Vamos al repechaje contra un seleccionado asiático.
Por eso, insistimos en nuestras últimas notas, sobre la forma en que algunos medios de comunicación deportivos criollos, inflan de manera desproporcionada la verdadera relevancia del siguiente juego de la Selección Nacional y mete expectativas que no van acorde con la importancia del cotejo.
Convierten juegos de trámite o que definen poco en encuentros de vida o de muerte, para promover un producto que como nuestro selecionado, deja mucho dinero en las tesorerías de esos medios.
Después del 0-0 escuchamos el discurso de los seleccionados: “perdimos pero seguimos en el segundo lugar; ahora hay que ganarle a Trinidad y Tobago para que no se compliquen las cosas”.
Ahora, el ser mayor de edad nos permite comparar el ayer con el hoy y nos encanta tocar el tema de lo que sucedía en las eliminatorias para ir a las Copas del Mundo en los años 50 y 60, porque somos fieles y férreos defensores de la enorme calidad de los futbolistas de aquellas epocas que no tuvieron la oportunidad de ser mundialistas.
Y repetimos como loras.
Antes, al Mundial solo clasificaba UN seleccionado de Concacaf, no tres y medio como ahora.
¡Entonces sí!
Si nos llevamos la eliminatoria actual para los años 50, la clasificación al Mundial de Rusia casi que sería unicamente para México, que suma cinco puntos más que Costa Rica en la hexagonal y desde luego, que este empate de la Tricolor ante Panamá y los cinco puntos que se perdieron en la gira a México y Honduras resultaban catastróficos.
De manera que empatar con los canaleros no resultó tan grave, lo que sí probó y demostró el 0-0 fue que este partido del viernes en el Estadio Nacional, no era, ni por asomo, tan trascendental como algunos no los quisieron vender. Amén.

[email protected]