Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 25 Mayo, 2017

El dilema del Saprissa lo puede sufrir cualquier equipo

Los números son ficticios, pero justificaba Paulo César Wanchope la fuga masiva de jugadores del Saprissa, prácticamente cinco de un solo tirón, en un asunto de oferta.
“Si Adolfo Machado ganaba $10 mil cada mes y la MLS le ofrece $25 mil (números falsos), no lo podemos retener”. Y así con Roy Miller, Francisco Calvo y David Guzmán.


El problema grave para el Saprissa, es que también se pudieron marchar Marvin Angulo y Daniel Colindres, como ahorita se van Danny Carvajal y Ulises Segura y se fue Rolando Blackburn.
Y a esta sangría de jugadores están expuestos todos los clubes, desde el momento en que el fútbol costarricense se convirtió en atractivo mercado de piernas para las empresas y los agentes que lo mueven.
Los dos eventos que abrieron los ojos de los agentes para que la cuota de legionarios ticos aumentara, fueron Brasil 14 y la exposición mediática de Keylor Navas en el Real Madrid.
El fútbol costarricense es portada diaria gracias a las paradas de Keylor en la Casa Blanca y lo hecho por la Selección Nacional en el mundial brasileño al ganar el grupo de la muerte y llegar a cuartos de final, volcó los ojos del planeta fútbol hacia nuestro modesto campeonato.
Italia 90 y el juego inaugural del Mundial Alemania 2006, con el 4-2 con que nos derrotaron los anfitriones, también colaboraron a este evento.
Entonces, los dirigentes de clubes están en un dilema, diríamos más bien en una disyuntiva: o compiten o venden. Saprissa vendió y perdió el campeonato; Herediano compró y obtuvo la corona.
Las ofertas del extranjero para firmar talentos y futbolistas cotizados van a seguir en cadena. Ya sabemos que los futbolistas infantiles y juveniles antes de sacar el bachillerato, prefieren entregarles su futuro futbolístico a los agentes que se los llevan “padondesea”.
Miles de dólares en juego.
¿Cómo evitar esto?
No conocemos la respuesta, porque un agente o una empresa que se mueve en la MLS puede comprar un equipo completo de nuestra primera división y entonces… ¿qué se hace?
¿Cómo reaccionaría Jafet Soto si mañana le ponen billete en su escritorio por Willian Quirós, Keyner Brown, José Sánchez, Elías Aguilar, Jimmy Marín, José Leitón y otros?
Saprissa no pudo impedir la desbandada.
¿Cuál es la respuesta o la solución a este dilema?
¿Sostener a los veteranos; vender y abrir las compuertas a las fuerzas básicas; poner en los contratos cláusulas de rescisión altas?
[email protected]