Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 20 Mayo, 2017

Saprissa le ha dado voltereta a muchos resultados adversos

Es una obligación de todo el saprissismo hacerse presente al estadio Ricardo Saprissa, al juego de vuelta contra el Herediano, a pesar del grave contratiempo sufrido en el marcador en el partido de ida.
El Saprissa le ha dado vuelta a resultados negativos en juegos de ida y vuelta e incluso dentro de un mismo partido.
Los manudos no olvidan uno de los casos más recientes cuando El Monstruo cayó en el Morera Soto 2-0 en el juego de ida de una final, pero una noche gris de Patrick Pemberton combinada con una noche mágica de los entonces discípulos de Jeaustin Campos, en cuestión de minutos, menos de veinte, ya tenían el asunto resuelto con un 2-0 a favor que luego se aumentó a tres y El Monstruo campeonizó.
Si queremos proyectarlo positivamente para la familia morada, es asunto de un gol más; la Liga se presentó después de ganar 2-0 y Herediano 3-0. En aquella oportunidad los de Tibás ganaron 3-0. Si le repiten el resultado al Team, se van a los tiempos extra.
Pero claro que el Saprissa no va a jugar solo para meter goles a cada rato.
Se va a enfrentar a un Herediano que tiene todas las de ganar y coronarse campeón y para ello será interesante analizar la forma en que Hernán Medford va a parar a su equipo.
Hemos escrito mucho en estos días de que el estratega del Team tiene a su disposición dos equipos: el ofensivo, donde juegan Ramírez, Leitón, Sánchez, Leo, Granados y Mambo o el conservador, donde actúan Quirós, Mena, Miranda, Saravia, el mismo Granados y Azofeifa.
Será interesante observar, una vez que Hugo Cruz de la señal de salida, cómo va a jugar el Herediano, porque tiene varias opciones. Una, jugar abierto y liquidar la final metiendo otro gol, máxime que va a contar con su arquitecto de lujo, Elías Aguilar, quien probablemente ocupe la plaza de Leitón. Otra, meter el bus desde temprano y jugar con la cosecha del juego de ida.
Entonces, el Saprissa puede toparse con un bosque de piernas, un doble valladar humano con tres centrales: Browm, Acosta, Salazar; Miranda por la derecha, Leonardo González por la izquierda y tres volantes centrales: Azofeifa. Saravia y Granados y pasar por ahí, señores, cuesta.
Don Hernán tiene la palabra y don Carlos Watson la presión.

[email protected]