Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 11 Mayo, 2017

El gato Benzema se orinó en el colchón y lo contaminó

Si esa jugada espectacular, mágica, impresionante que construyó Karim Benzema para quitarse cinco rivales de encima en medio metro y en dos acciones consecutivas, la hubiera hecho Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, los medios de comunicación nos saturan un par de meses con la reseña.
Pero esa obra de arte no la pintó ni Cristiano, ni Messi, la dibujó el “Gato” francés, de manera que podemos afirmar que en esta ocasión, el “Gato” se orinó en el colchón y lo contaminó.
Fue un gol letal, fulminante, un gancho al hígado para los pupilos del “Cholo” Simeone que entraron al juego en la caldera del Vicente Calderón esta vez sí, ardientes, mordiendo, pegando y jugando al fútbol, con un cuarto de hora de ensueño donde lograron vencer la resistencia del extraordinario Keylor Navas con dos goles gestados en “bola muerta”.
Tiro de esquina de Koke en el minuto 11 y remate de cabeza certero en la boca del marco de Saúl Ñíguez y en el minuto 11, falta de penal de Varane a Torres y remate de gol de Griezmann que a punto estuvo de desviar el portero costarricense.
Una pesadilla para las huestes de Zidane y un sueño para la tropa de Simeone que sin embargo no pudo terminar la faena.
El Real Madrid tiene mucha clase, jugadores de una técnica exquisita que empezaron a mover la pelota de lado a lado, con figuras como Modric, Isco, Marcelo, Casemiro que saben transportar la redonda y fueron bajando los decibeles de los locales. El Atlético sabe que los merengues te hacen un gol en cualquier momento y no se lanzaron a la aventura de buscar el 3-0.
Quedaba tiempo para encontrarlo.
Pero, en el minuto 41 Benzema sentenció la serie; recibió de Cristiano en saque de banda y se inventó una acción maravillosa, derrapando rivales en medio metro sobre la última línea, dejó botados a Giménez, Godín, Savic, Gabi, atrasó a Kroos que sacó un latigazo, rechazó Oblak e Isco devolvió a la red. Ahí se finiquitó la serie.
En el segundo tiempo, cuando el Atlético quiso buscar aire con otra anotación, emergió la figura del compatriota Keylor Navas con paradas antológicas, una doble en el minuto 65 ante remates a boca de jarro de Carrasco y Gameiro para dejar la eliminatoria sentenciada.
Final en Cardiff entre una Vieja Señora que buscará romper todos los cristales que pueda en la Casa Blanca.
[email protected]