Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 3 Mayo, 2017

Al Saprissa se le puede escapar la cuadrangular en Guápiles

Johnny Chaves, Horacio Esquivel, Hernán Medford y Carlos Watson tienen que entrarle con sumo cuidado a la fecha de esta tarde, tercera de la cuadrangular y fin de la primera vuelta.
Con lo sucedido para los cuatro equipos en las dos jornadas iniciales, hay que hacer números y planificar detenidamente los partidos de la fecha tres, porque no se puede hacer loco. Cada punto vale oro y conseguirlo, con excepción del Saprissa ocupante del último lugar, puede convertirse en buen negocio para guapileños, caribeños y florenses.


Me explico, a Santos le sirve empatar con Saprissa porque lo deja a la misma distancia y mantiene intactas sus posibilidades de ganar la cuadrangular. Si doblega al Monstruo, lógicamente mucho mejor.
Igual, un empate en el Juan Gobán no le hace daño a ninguno de los rivales, salvo que Santos derrote al Saprissa.
El equipo que se puede hundir si pierde en la tercera fecha es el campeón nacional, porque se estaciona en un punto, mientras que su rival alcanzaría siete unidades, ventaja casi abismal con solo nueve puntos por disputar.
Pero si hay empate en Guápiles y empate en Limón, todo se mantiene igual, solo que con menos espacio y fechas para reponerse.
Desde luego que la jornada es oportuna para que los dos “chicos” de la cuadrangular, les den un golpe de gracia a los dos tradicionales. Si ganan Limón y Santos, el monarca queda con respiración artificial y el Team “groggy”, tambaleándose y a punto de K.O.
Johnny Chaves explicó qué táctica usó para que sus jugadores borraran a Limón del mapa; aprovecharon los espacios que deja un equipo muy ofensivo como el caribeño, y recuperada la pelota, contraatacar con sentido, con inteligencia, aprovechando el buen manejo de balón que tienen figuras como Azofeifa, Rodríguez, Cunninghan y Matarrita.
Bueno, como Saprissa necesita atacar y ganar para salvar la cuadrangular, el Santos podría repetir la receta que les firmó a los limonenses.
En el Juan Gobán se supone que Horacio Esquivel va con todo, dispuesto a que sus discípulos sean otra vez Tromba y se nos antoja que Hernán Medford será muy prudente y precavido con el planteamiento de su equipo. Repito, el empate es bueno para Heredia, siempre y cuando no gane Santos, porque el Team cierra con dos partidos en su estadio, donde podría amarrar seis puntos, que revolucionarían la clasificación.
[email protected]