Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 20 Abril, 2017

Real - Mónaco y Juventus- Atlético serían semifinales ideales

Juventus de Italia; Real Madrid y Atlético de Madrid de España y el Mónaco de Francia son los semifinalistas de la Champions.

Si bien es cierto los merengues fueron favorecidos por los errores del silbatero húngaro Víctor Kassai, que permitió dos anotaciones de Cristiano Ronaldo en fuera de juego, desde el inicio hasta el final del partido, se notó un Real Madrid muy superior a la peor edición de los bávaros en muchos años.

Este Bayern Múnich de Carlo Ancelotti es una farsa, al lado de las representaciones que ha plantado este legendario club en la Liga de Campeones en ediciones anteriores. El Real Madrid tuvo vía libre para golear desde el arranque; su mejor figura, el lateral brasileño

Marcelo hizo lo que le dio la gana y nadie del equipo rival se propuso siquiera estorbarlo.

Una falta de penal muy rigurosa y el accidentado autogol de Sergio Ramos, de pronto les dio el triunfo a los germanos al final del tiempo reglamentario, fueron a los tiempos extra y ahí, sin Vidal y sin piernas, el Bayern se derritió como mantequilla al horno y se rindió impotente ante un rival muy superior que para nada urgía de los favores del silbatero para acomodarse cómoda victoria.

Mientras se clasificaba el Real, lo hacía en otro escenario el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, técnico al que los chinos propietarios del Inter de Milán le lanzaron un confite envuelto en 50 millones de euros por cinco temporadas. Los colchoneros liquidaron con números cortos, a su mejor estilo al Leicester City y así la mediática Premier se quedó sin representantes.

Ayer, la Juventus de Italia le dio al mundo futbolero otra lección de cómo se defiende un resultado sin perder tiempo, sin botar bolas a las gradas, sin retrasos de la pelota al portero y sin rechazos a lo loco, a lo que salga.

La cultura futbolística a la italiana emergió excelsa, sobria, prodigiosa para dejar en cero goles a la mejor delantera del planeta en dos partidos consecutivos y con estilo. Sin chambonadas. La Vieja Señora eliminó al mágico Barcelona que en esta ocasión se quedó sin milagro. “Le recordamos a don Luis Enrique que no somos el Paris Saint Germain”, le sentenció su colega Massimiliano Alegri y dicho y hecho.

También se clasificó el Mónaco uno de los clubes más potentes ofensivamente de Europa, que mete goles de tres en tres y que dio cuenta del Borussia Dortmund.

¿Qué dictará la tómbola para emparejar las semifinales?

[email protected]