Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 18 Abril, 2017

Al Cartaginés le faltó mucha ambición en Guápiles

 

Habrán notado que en la última jornada del Torneo de Verano en la que se disputaban puestos en la cuadrangular, el descenso y un espacio en la Liga de Campeones de Concacaf, fue poco lo relevante en los seis partidos en los primeros tiempos.
Separando los juegos en los que participaron Saprissa y Herediano que eran de trámite, en los otros cuatro encuentros solo en uno hubo gol en la primera parte. El que le anotó Belén a Limón. Toda la vorágine quedó para el segundo tiempo y conforme se fueron moviendo los marcadores en los diferentes escenarios, la combinación de resultados obligó a algunos equipos a encontrar los goles que urgían, pero que no buscaron con tanto afán y ahínco en los primeros 45 minutos.
La excepción, repito fue Belén, equipo que obligado a derrotar a Limón, lo hizo desde temprano, metió los goles que tenía que meter y entonces no quedó expuesto a los ya comunes yerros de nuestros silbateros para que la balanza se volcara hacia el otro sector.
Y como decía Cantinflas…¡ahí estuvo el detalle!
El cierre más dramático fue en Guápiles, cuando Santos le anotó al Cartaginés en el minuto 88; entonces los brumosos se fueron heridos al ataque y pudieron empatar el juego si Hugo Cruz señala la clara falta de penal a Adrián de Lemos.
¿Perjudicó la labor de Cruz al Cartaginés? Sí.
¿Incidieron su trabajo y sus señalamientos en el resultado final del partido? Sí.
¿Triunfó Santos solamente por la ayuda del juez? No.
Ganó el equipo de Johnny Chaves por la falta de ambición del Cartaginés, acomodado al empate hasta ese fatídico minuto 88. Si Jeaustin Campos, como lo hizo Daniel Casas con Belén, se le va encima a Santos desde el primer minuto, no duden de que otro gallo hubiera cantado en el Ebal Rodríguez. Cartaginés jugó con el tiempo, con el empate, con la derrota que sumaba Pérez Zeledón ante San Carlos y pagó muy caro su falta de ambición.
Y volviendo al tema original, los Guerreros del Sur sacaron las flechas después de que el rival inauguró el marcador y Alajuelense hizo lo propio en su parcela, luego de que la Universidad abrió la cuenta.
Lista la cuadrangular con ese Limón toda una incógnita, con un Santos más maduro que repite, con el Monstruo y el Team como favoritos y vaya paradoja, con miles de miles de manudos rogando que campeonicen Saprissa o Herediano para meterse en Concachampions.
Mientras, San Carlos regresó al infierno.


[email protected]