Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 28 Marzo, 2017

Costa Rica tiene que mantener equipo base en Sula

Ojalá Óscar Ramírez haya metido su cabeza en un congelador, apenas terminó la conferencia de prensa en el Estadio Azteca, para poner oídos sordos a las diferentes formaciones que estamos haciendo cada costarricense para el juego de esta tarde frente a Honduras.

Una gran cantidad de compatriotas sentaron a Keylor Navas, Cristian Gamboa, Johnny Acosta (que de todas maneras no podrá jugar por estar suspendido), Ronald Matarrita, Randall Azofeifa y Cristian Bolaños.
¡Quieren equipo nuevo en San Pedro Sula, debido a la derrota 2-0 en el Azteca!
Patrick Pemberton, Heiner Mora, Kendall Waston, Bryan Oviedo, David Guzmán y Joel Campbell de titular son llamados a filas.
¡Al carajo lo actuado y lo caminado!
Partido nuevo, equipo nuevo.
Claro que el cuerpo técnico no pondrá atención a estos gritos de cambio de la fanaticada, dado que sería grave error romper la formación habitual a mitad del río.
Habrá un cambio en zona de retaguardia por la ausencia de Acosta y puede que uno más en el resto de la alineación. Lo otro es peligroso.
Lamentablemente México nos metió un gol demasiado temprano y esto, para un técnico muy táctico como el Macho, que no es emocional, resultó letal. Estrategas como Orlando de León, Odir Jacques, Hernán Medford y otros que son muy emotivos, reaccionan a esta adversidad variando la formación del equipo temprano. A los tácticos como Ramírez, Carlos Watson, Johnny Chaves, les cuesta más.
Al entrenador se le cayó la planificación del partido en el Azteca con el gol temprano del Chicharito, pero el Machillo va y tiene que rescatar la reacción de su grupo después del traspié, cuando Costa Rica se levantó del contraste y tuvo para empatar el juego.
Esa Selección Nacional que vimos los ticos desde el minuto 9, hasta que cayó el segundo gol anfitrión, producto de un tiro de esquina y el remate de cabeza de Nelson Araujo que madrugó a Francisco Calvo, es la que tiene que presentarse esta tarde frente a Honduras y no va a ser el director técnico el que la rompa con muchas variantes en la formación.
No es hora de hacer loco; el cuerpo técnico de Costa Rica lo tiene claro; Honduras fue humillado en Estados Unidos y está contra las cuerdas.
Toca a los ticos controlar la ansiedad del rival, jugar un partido inteligente del que sacar un empate no sería mal negocio, ahora que se apretó la hexagonal con los triunfos de trinitenses y estadounidenses.
[email protected]