Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 29 Diciembre, 2008

NOTA DE TANO


¡Cómo le cambia la vida a un deportista!
Una lesión inesperada e inoportuna, un par de flojas actuaciones y todo p`al carajo.
José Francisco Porras aparentemente estaba para el Mundial de Sudáfrica 2010; fue el portero titular de Hernán Medford en el principio de la eliminatoria.
Si el torneo hubiese tenido un desarrollo normal y la Selección Nacional no se cae en varios de los partidos eliminatorios, detalle que finalmente le costó el puesto al propio entrenador, bien pudo ser Porras el portero titular incluso en la etapa de Rodrigo Kenton.
La mala presentación de Costa Rica combinada con una inesperada lesión, le cambió el escenario al experimentado portero del Saprissa, que de pronto se quedó en el aire; mientras se restablecía y se recuperaba físicamente, emergió arrolladora la figura del joven Keylor Navas que cuál “Malacrianza”, arrasó con todo y con todos en el redondel de nuestro balompié, tumbando en el camino a base de grandes presentaciones las expectativas y hasta los sueños de otros grandes porteros, que quedaron atravesados en la ruta de este brioso atleta: el propio José Francisco, Ricardo González y hasta Fausto González relegado a un tercer término.
La lesión de Porras, el pentacampeonato del Saprissa (gloria para Keylor), la temprana eliminación del Herediano (dolor para Ricardo), le abren a Navas de par en par la titularidad de la Selección Nacional para la hexagonal que se avecina.
Ahora, don José Francisco nos anuncia que se marcha del Saprissa para terminar su carrera en Carmelita; hermoso gesto de solidaridad con las huestes del Cañón González, pero, no es ese el final que merecía.
Y no se trata de quitarle mérito al club carmelo; solo que hay que ver qué se organiza para que José Francisco Porras tenga un par de partidos de despedida, uno con la Selección Nacional y otro con el Deportivo Saprissa.
O sino, más simple, un solo partido amistoso pero serio que enfrente a Costa Rica contra el Saprissa y que Porritas defienda el marco de cada equipo un tiempo. Sería incluso un interesante partido de fogueo para la Sele, después de que termine la UNCAF, quizá en la primera semana de febrero. Se que se jugaría a estadio lleno.
Situación similar en cuanto a que lo aleja de la Selección Nacional, vive el portero del Alajuelense, Wardy Alfaro, sentado por su técnico Marcelo Herrera en el peor momento, dado que Wardy fue el único portero mundialista en Alemania tomado en cuenta en el proceso de Kenton y, sin ser titular, siempre fue citado por el técnico a todas las convocatorias.
La falta de acción y de protagonismo en el Alajuelense, le restan a Wardy reales posibilidades de retornar a la tricolor y se ve difícil que esté en los planes del técnico para la UNCAF.
Vemos entonces, como las rosas del verano alemán de 30 meses atrás, hoy para este par de figuras, se han convertido en espinas.

[email protected]