Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 03 octubre, 2008


NOTA DE TANO


No me parece que el presidente del Comité Olímpico Nacional, Henry Núñez, le pida a la Asamblea Olímpica que le apruebe un salario fijo cada mes.
Estaría de acuerdo si don Henry cumpliera funciones de presidente y gerente de ese organismo y elimina la plaza gerencial.
El movimiento olímpico costarricense no amerita que quien lo preside trabaje a tiempo completo en ese ente; no es tanto lo que hay que hacer, porque las presiones laborales aprietan un poco cuando se acercan las competencias del ciclo olímpico: Centroamericanos, Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos y Olímpicos, pero el flujo de atletas que mueve el deporte criollo ni es masivo, ni es altamente competitivo como para tener jerarcas administrativos con sueldo a su haber.
Perfectamente y bien organizado en su tiempo, don Henry puede dedicarse a sus labores profesionales como administrador de empresas, a sus funciones de maestro de judo en la academia y sacar su gran rato por las noches o en horas del día para cumplir con las funciones de jerarca del CON.
Tendrá personal administrativo pagado a su cargo y compañeros de junta directiva en los que puede delegar trabajos y responsabilidades.
Además, el presidente del Comité Olímpico Nacional por razones propias de su cargo, no se bajará de los aviones y recibirá viáticos cuantiosos del Comité Olímpico Internacional cada vez que represente al olimpismo costarricense en eventos internacionales, sean deportivos o administrativos.
¡Esa será su paga!
¡Los aviones y los viáticos!
Esta fue la paga millonaria de la que disfrutó por más de 20 años su antecesor, durante su largo “voluntariado” en “beneficio” de los atletas costarricenses.
Si don Henry quiere sueldo que cumpla funciones de presidente y gerente y se pase a vivir a Coronado; además, sería interesante conocer un auditoraje sobre los ingresos que devenga Núñez en su función profesional liberal y como director de academia de judo, en el caso hipotético de que la Asamblea le apruebe un salario.
Totalmente convencido de que los tiempos han cambiado y que hay que modernizarse, no debe asustar a nadie que Núñez solicite salario fijo mensual, pero se debe argumentar esa petición.
No sé si hay más movimiento en la Federación Costarricense de Fútbol o en el Comité Olímpico Nacional o si don Henry suma mucho más responsabilidades que don Eduardo Li. El jerarca federativo no tiene salario, sí lo tiene el gerente de la casa de los sustos, Joseph Ramírez, como lo debe tener el gerente del CON, de manera que una forma de resolver el embrollo es esa que proponemos.
Que Núñez sea a la vez presidente y gerente del Comité Olímpico, que se le asigne un salario tras un auditoraje sobre sus actuales ingresos para fijarle un monto justo y que el nuevo líder del CON, cierre su academia de judo, clausure su oficina profesional y se pase a vivir a tiempo completo a la bella residencia de Coronado, que el clima es sabroso.

[email protected]