Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 30 Mayo, 2008

NOTA DE TANO


El Inter echó a Roberto Mancini y se armó la bronca entre el entrenador y el presidente y propietario del club, Massimo Moratti.
El jerarca le sacó en cara al técnico que una vez que el Inter fue eliminado de la Champions por Liverpool, el propio Mancini dijo a la prensa que al final de temporada dejaba al equipo, pero el “scudetto”, tercero del club bajo el mando de Roberto engolosinó al otrora brillante delantero de la Sampdoria de Génova, donde hizo mancuerna inolvidable con Gianluca Vialli y entonces, se presentó el martes a la reunión con el jerarca con muchas ganillas de quedarse.
A pesar de que la página web del Inter niega roces entre presidente y entrenador en esta sesión, la prensa deportiva italiana asegura que no fue así y la calificó de borrascosa e irrespetuosa por las dos partes.
Afirman los colegas italianos que Mancini llegó al despacho del presidente convencido de que seguiría en el banquillo neoazurro y que encajó con dificultad las palabras de Moratti cuando le anunció que debía destituirlo porque el equipo necesitaba un rumbo nuevo.
Parece que Roberto no escondió su malestar y aunque se despidieron con un apretón de manos, la sintonía entre los dos pasó a formar parte del pasado y de inmediato se hizo evidente, cuando el dueño del Inter le pidió rescindir el contrato firmado hasta 2012, pero el ahora ex entrenador se dispuso a cobrar los 6 millones de euros anuales que el Inter debe pagarle cada año, a menos que firme como entrenador con otro club.
El ex futbolista y ayudante técnico de Mancini en el Inter, Sinisa Mihajlovic, indicó a la prensa local que Mancini está abatido y ha sufrido mucho por esta decisión y a pesar de la solidaridad recibida de parte de algunos jugadores de la planilla, como Dejan Stankovic y Marco Materazzi, los conflictos del entrenador con buena parte de la nómina interista son públicos y ayudaron mucho a la decisión de don Massimo.
Incluso el portugués Luis Figo manifestó esta misma semana que sigue en el Inter, solo si Mancini se va, y ahora fue complacido.
Todo parece indicar que Mancini recalará en la liga inglesa, ya sea en el Chelsea, equipo del que fue jugador, o en el Manchester City, mientras se da por un hecho de que al Inter llegará el insoportable lusitano José Mourinho, solo un poquito menos pesado que Hugo Sánchez.
Como seguidor del Inter tendremos que “soportar” a Mourinho, aunque hipócritamente estamos felices por su fichaje pues es un excelente entrenador.
La misión del ex técnico del Chelsea es ganar con el Inter la Champions, una Copa que el club no obtiene desde 1965, cuando el club lo presidía el padre de Massimo, Angelo Moratti.
El fichaje de Mourinho como técnico del Inter se anunciará en cualquier momento; por ahora ya don José aprende italiano y anuncia que sus dos primeros fichajes serán los de Deco (Barcelona) y Lampard (Chelsea).

gpandolfo@larepublica.net