Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 18 Abril, 2008

NOTA DE TANO


Se le puso cómoda la clasificación a la segunda fase al equipo de Pérez Zeledón, tras su valiosa victoria en el Saprissa. Gracias al gol tempranero de Freddy Fernández, defendido luego al estilo guerrero, que eso ha sido siempre este equipo, un grupo de guerreros del sur, los generaleños desplazaron a Liberia del tercer lugar del grupo B y están en la nuca de Brujas con un juego menos. Mejor, imposible.
Ahora los del Valle pueden jugar más tranquilos el crucial partido del próximo domingo en el Fello Meza, donde incluso un empate los alejaría a cuatro unidades de los liberianos y les permitiría empatar el segundo lugar con los brujos.
Incluso, aritméticamente, si PZ derrota a los brumosos se mete de lleno en la pelea por el primer lugar del grupo con el Alajuelense, pues se le pone a tres puntos de distancia, con seis todavía en disputa.
Es muy interesante volver a ver a este equipo de Pérez Zeledón ahora que dio el zarpazo en Tibás, no solo por los buenos números que arrastra en el campeonato, sino porque en su entorno se ha presentado un detalle muy curioso. Sus fanáticos y seguidores no comulgan con su director técnico, el argentino Alejandro Giuntini y este a su vez, no comulga con la prensa deportiva costarricense a la que califica, creemos que con razón de injusta, porque a través de la temporada no ha sido equitativa al informar de su equipo, en relación con otros clubes más cercanos a la Meseta Central.
Y tiene razón; a pesar de la distancia como diría una canción de José Alfredo Jiménez, cuando a Pérez Zeledón lo entrenaron técnicos como Toribio Rojas, Henry Duarte, Juan José Gámez, Carlos Retrepo y Johnny Chávez, el periodismo deportivo le daba más bola a este club. Con Giuntini no fue así y aunque hay otra canción que dice… “la pinta es lo de menos, vos sos un gordo bueno”, y se la cantaban mucho en la Unafut a Jorge Ortega, en el caso de don Alejandro, como que su “pinta” (pelo largo, camisa blanca única, faldas por fuera y jeans), no le ayudó a ganarse la simpatía de los parciales generaleños.
En todo caso, el técnico argentino ha cumplido muy bien con su trabajo y los números lo respaldan.
Sin el protagonismo y mercadeo de imagen de Luis Diego Arnáez, Mauricio Wright, Carlos Restrepo y Juan Luis Hernández, todos de su grupo, el señor Giuntini tiene a Pérez Zeledón a un paso de la clasificación y si la logra, meterá a los dirigentes del equipo en tremendo aprieto, porque les será difícil despedir a un entrenador que cumplió con su trabajo solo por satisfacer el morbo de sus seguidores.
El dilema está en puertas y la interrogante abierta: ¿si Pérez Zeledón se clasifica a la segunda fase, debe ser despedido su técnico, solo por complacer a un grupo no unánime de sus seguidores?

[email protected]