Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 16 Abril, 2008

NOTA DE TANO


Desde que empezó la temporada con la Universidad de Costa Rica como su nuevo inquilino, el equipo celeste comenzó a jugar buen fútbol y la prensa deportiva a apreciárselo.
El derrumbe con Marvin Solano como entrenador fue tan solo una etapa, un mal rato demasiado largo que trajo como lógica consecuencia la destitución del técnico. A pesar de las derrotas, los aficionados se daban cuenta de que la UCR seguía jugando bien y la transición de Marvin Solano a Johnny Chávez fue de las más tranquilas del campeonato. Marvin se retiró sin dramas, consciente del deber cumplido y asumió Johnny, prácticamente sin queja alguna al trabajo de su antecesor.
Con mucha ética deportiva, aparte de que era cierto, Chávez nunca dijo que se había encontrado un equipo diezmado táctica, técnica o físicamente. Lo que encontró fue buena mano de obra y una formación acostumbrada desde la segunda división a practicar un fútbol ordenado, respaldado en la buena nómina con la que cuenta.
Desde luego que cada técnico pone en funcionamiento su propio guion y Johnny Chávez tomó algunas decisiones tácticas que le dieron buenos resultados. Tres de las más radicales fueron darle la titularidad como portero a Osvaldo Quesada en lugar de Alfonso del mismo apellido, que tuvo por ahí un par de malos partidos que le costaron el puesto.
Un acierto de Johnny fue encargarle el carril izquierdo de la oncena a Yader Balladares, lo que también le costó la titularidad al experimentado José Pablo Fonseca.
El tercer gran acierto del técnico celeste fue darle más minutos de protagonismo al “fenomenito” José Sánchez, quien dejó su posición de relevista emergente de último momento, para asumir de titular en varias confrontaciones.
Este jovencito es un lío para cualquier defensa nacional porque tiene una técnica endiablada y una seguridad en su juego pasmosa. El número seis de la Universidad se la cree que es estrella y juega como tal, desafiando con juego pícaro y veloz al defensor más pintado.
Además, la Universidad tiene buen equipo; cuenta con magníficos jugadores en todos sus departamentos. Solo para seleccionar uno de ellos, los medios de marca que dan equilibrio a cualquier alineación, primero Solano y ahora Chávez cuenta con Bernardo Cañas, Alonso Hilarión y Julio Morales, una tripleta que se la deseara el mejor equipo del país.
Reynaldo Parks y Esteban Maitland combinan experiencia y juventud en el centro de la zaga; Geiner Mora es muy bueno por la derecha; hay picardía e inteligencia en figuras como Marvin Obando, Bernie Scott y Lucas Carrera. Hay gol en Ariel Santana y Danny Quendambú y sobre todo, muy buena reserva, lo que permite variar las alineaciones sin que el equipo se caiga. La “U” ha salido huyendo del descenso de la mejor forma, ganando, ganando y ganando.

[email protected]