Nike coopera con la investigación de EE.UU. sobre la FIFA
Enviar

Nike nuevamente defiende un contrato de marketing deportivo de 1996 firmado en Brasil luego de las nuevas acusaciones del Departamento de Justicia de los EE.UU. de que funcionarios futbolísticos brasileños corruptos recibieron sobornos.

Nike informó en una declaración emitida a última hora del jueves que ningún funcionario de la empresa estaba al tanto del pago de sobornos y que el fabricante de artículos deportivos está cooperando con las autoridades. La declaración fue una respuesta al auto de procesamiento que se dio a conocer el jueves y en el que la justicia estadounidense, bajo la dirección de la procuradora general Loretta Lynch, acusó al director del programa nacional de fútbol más exitoso de la Copa Mundial de recibir coimas de una compañía a la que se menciona como “Compañía de Ropa Deportiva A” luego de firmar un contrato por $160 millones.

Nike es la empresa que firmó contrato con la selección nacional brasileña en el momento del acuerdo. El auto de procesamiento dice que la Compañía de Ropa Deportiva A pagó otros $40 millones a una subsidiaria de la firma que colaboró en arreglar el contrato y que la mitad de esa suma fue transferida como retornos y sobornos al ex presidente del fútbol brasileño Ricardo Teixeira. Este es uno de los 16 individuos acusados por los fiscales estadounidenses en un auto de procesamiento que reemplaza al dictado en mayo contra otras catorce personas.

“En los documentos que contienen los cargos, no hay ninguna acusación de que un empleado de Nike conociera o participara a sabiendas en un plan de sobornos o retornos”, expresó Nike en la declaración. “Nike cree en el juego ético y limpio tanto en los negocios como en el deporte y se opone tajantemente a cualquier forma de manipulación o soborno”.

Los detalles son parte de un auto de procesamiento de 236 páginas que una vez más ha sacudido al fútbol mundial. Casi todas las federaciones nacionales de fútbol de América ahora se ven afectadas en forma directa, mientras que el órgano de gobierno mundial FIFA tiene dificultades para recuperarse de la peor crisis de sus 111 años de historia. Nike también buscó distanciarse de los cargos cuando estos se conocieron en mayo.

La acusación vuelve a centrarse en los acuerdos de patrocinio de Nike luego de una investigación en Kenia por un contrato con la federación de atletismo del país africano. Tres altos funcionarios fueron suspendidos esta semana por el órgano de gobierno mundial del atletismo, luego de ser acusados de subvertir los procedimientos anti-doping y presuntamente malversar fondos del acuerdo de patrocinio con Nike.

Las repercusiones de la investigación estadounidense ahora alcanzan a los tres últimos titulares del fútbol brasileño. José Marín, que fue presidente del fútbol en el país durante la Copa del Mundo del año pasado, fue uno de los siete dirigentes futbolísticos detenidos en redadas realizadas al amanecer en un elegante hotel de Zúrich en mayo. Teixeira y el reemplazante de Marín, Marco Polo del Nero, están mencionados en el auto de procesamiento del jueves. Del Nero, que no ha salido de Brasil después de regresar apresuradamente al país un día después de la redada de Zúrich en que se aprehendió a Marín, anunció que pediría licencia poco después de que se diera a conocer el auto de procesamiento.

Ver comentarios