Enviar
Nenninger apagó los Astros
Con su excelente labor en la loma y dos jonrones Santo Domingo alcanzó el bicampeonato

Luis Rojas
[email protected]

La novena de Transtica Santo Domingo conquistó ayer el bicampeonato nacional tras vencer 4-0 a los Astros de Nicaragua, en un partido que lo definió en muy buena parte el talento del cubano Maikol Nenninger, tanto en su rol de lanzador como por su productiva labor al bateo.
Cuando se pensaba que los domingueños abrirían con su estelar Eliseo Moya, Nenninger apareció en la lomita realizando una labor impecable, aceptando solo tres heats y ponchando a diez bateadores de los Astros con lo que hizo valer la máxima de que cuando el lanzador está bien, no hay bateadores.
En este partido, decisivo de la serie final que se mantenía empatada a tres triunfos por bando, Nenninger abrió el camino al título en el mismo primer episodio con un ‘vuelacercas’ que se perdió por el jardín derecho ante la mirada incrédula de su compatriota Alberto Cabrera, pitcher perdedor tras lanzar los nueve innings completos, igual que Maikol.
En la parte alta de la tercera, Nenninger de nuevo se embasó pero fue capturado por Yader Monge en robo a segunda, en una decisión quizá un poco aventurada del manager Mauricio Alpízar, porque parecía que esta entrada estaba para más de los domingueños.
En el arranque de la sexta, el japonés Suguro Omae recibió a Cabrera con heat, Esteban Segreda puso al nipón en segunda con toque de sacrificio y luego un heat de Alonso Reyes ubicó al japonés en tercera desde donde anotó con pisa y corre tras elevado de Ernesto Solano al jardín derecho.
Los innings caían uno tras otro y el manager de los Astros, César Ramos, no encontraba la solución a un Nenninger dominante, que mantenía un absoluto control sobre sus torpederos y que en la sétima entrada, lejos de demostrar cansancio, sacaba de uno, dos y tres a sus bateadores.
En la novena entrada Maikol se confirmó como el más valioso de este juego y le puso la cereza al pastel, cuando hizo desaparecer la pelota por el jardín izquierdo; jonrón que además impulsó desde primera base a Rubén Valverde decretando el 4-0 definitivo. Luego, el mismo Nenninger, cerrando su gran actuación, se encargó en la parte baja de la novena de Yader Monge, José Miguel Valle y cerró con ponche por campeonato a Ignacio Toruño, quien el domingo pasado había sido el gran salvador de los Astros.
Lo demás fue alegría para los domingueños, quienes abrieron el champán y le dieron rienda suelta a la celebración de un merecido bicampeonato, porque al final demostraron ser los mejores.


En frases

Mauricio Alpízar (manager de Santo Domingo): “Tenemos un muy buen conjunto y un buen equilibrio en pitcheo y bateo. Eliseo Moya no abrió porque su esposa tuvo un problema de salud, pero ya habíamos planificado con Nenninger. Por algo, la serie la ganaron cuatro pitchers diferentes, porque no dependemos de uno”.

Maikol Nenninger (El más valioso): “Me esforcé en sacar out por out, inning por inning y todo salió bien. Tengo 27 años y he jugado tres temporadas en la liga mayor de Cuba y dos en la de Nicaragua y pretendo llegar a grandes ligas”.

César Ramos (manager de Astros): “No se pudo, pero para la próxima temporada vamos a mejorar. Marcó la diferencia que nosotros no bateamos en el momento oportuno y el pitcheo de ellos se fajó y mantuvo muy buen nivel”.
Ver comentarios