Enviar
Negociación con Europa separa a la Comunidad Andina

Bruselas acepta pactar acuerdo de asociación con Colombia y Perú sin Bolivia ni Ecuador

Bogotá
EFE

Colombia y Perú se despegarán finalmente de sus socios Bolivia y Ecuador para avanzar en la negociación de un acuerdo con la Unión Europea (UE), lo que hace presagiar una nueva crisis en la Comunidad Andina (CAN) y es motivo de preocupación para los empresarios bolivianos y ecuatorianos.
Benita Ferrero-Waldner, comisaria europea de Relaciones Exteriores, recibió ayer en Bruselas a los cancilleres de Colombia, Jaime Bermúdez Merizalde, y de Perú, José Antonio García Belaúnde, a los que propuso esta fórmula para superar el estancamiento en la negociación “bloque a bloque” UE-CAN.
En realidad, tanto Colombia como Perú se habían manifestado desde hace meses a favor de negociar por separado y hasta habían escrito a la UE en ese sentido, ante las diferencias con los otros dos miembros de la CAN respecto al futuro acuerdo, que abarca la liberalización comercial, el diálogo político y la cooperación.
Ferrero-Waldner, no obstante, ha dejado la puerta abierta a que Bolivia y Ecuador “se incorporen cuando quieran” a la negociación.
La propuesta debe ser ahora respaldada oficialmente por el colegio europeo de comisarios y por los 27 Gobiernos de la UE.
El canciller colombiano dijo que tanto su país como Perú han solicitado a la Comisión Europea negociar sus acuerdos de asociación económica “de manera paralela”, pero “separados” e “independientes”.
El jefe de la diplomacia peruana aseguró, por su parte, que su país hará “todos los esfuerzos” para concluir la negociación antes de julio de 2009.
Tanto la comisaria como los dos cancilleres lamentaron que se haya tenido que recurrir a esta decisión y aseguraron haber hecho todo lo posible por mantener el formato “bloque a bloque” en la negociación, que se inició formalmente en junio de 2007.
Evo Morales, presidente de Bolivia, expresó su preocupación y recordó que los miembros de la CAN, en una reunión celebrada en Guayaquil (Ecuador) el 14 de octubre, apostaron por la negociación bloque a bloque y propusieron una reunión del grupo andino y los máximos responsables de la UE.
“Seguimos esperando esa reunión de alto nivel”, aseguró Morales, quien defendió la necesidad de “discutir los diferentes enfoques económicos que existen entre los países de la CAN”.
Perú y Colombia buscan una mayor velocidad para concretar cuanto antes un tratado comercial, mientras que Bolivia y Ecuador reclaman un trato diferenciado y mantienen reparos en el manejo de la propiedad intelectual, entre otros asuntos.
Morales insistió ayer en que Bolivia quiere la asociación con la UE, pero no mediante un tratado de libre comercio (TLC), “porque no se puede poner a competir a sardinas contra tiburones”, dijo.
El Gobierno de Ecuador, país que preside temporalmente la CAN, se pronunciará hoy sobre la propuesta de la comisaria europea, según dijo a Efe una fuente oficial.
Quien sí habló fue el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Ecuador, Blasco Peñaherrera, para el que, aunque “completamente previsible”, la propuesta de Ferrero-Waldner es un “golpe” para el comercio exterior de su país.
En una entrevista telefónica con Efe, Blasco aseguró que ello se debe a que por parte del Gobierno de Ecuador “no ha habido un comportamiento serio en lo que significa el tener la intención de llegar a la suscripción de un acuerdo tan importante”.
Añadió que “es una pena la pérdida de un mercado importantísimo” como la UE y recordó que también hace dos años quedó atrás la posibilidad de suscribir un TLC con EE.UU.
Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Gabriel Dabdoub, declaró a Efe que su país no puede darse “el lujo de perder ese mercado que ha sido construido en muchos años en base a inversión y empleo boliviano” y al que se destinan “exportaciones de valor agregado”.
El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, opinó que Bolivia “corre el riesgo de quedarse sola en el contexto internacional”, debido a que “la ideologización y la politización” priman en las relaciones internacionales y la política comercial.
La posibilidad de una nueva crisis en la CAN, un organismo siempre en la encrucijada, saltó como un resorte al conocerse la decisión europea.
Luis Guillermo Plata, ministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo, opinó, no obstante, que “el proceso de integración andino no debe verse afectado por avanzar de manera bilateral con la UE, por el contrario, debe fortalecerse”.
“Esta no es la primera ocasión en que los países andinos avanzan por separado en acuerdos comerciales con terceros” y eso “no ha afectado el proceso de integración subregional”, indicó.
La presidenta del Parlamento Andino, la ecuatoriana Ivonne Baki, consideró “muy negativo” el anuncio hecho ayer en Bruselas, porque a su juicio “deberían seguir” negociando juntos los cuatro países andinos, e hizo votos para que haya “flexibilidad”.
Baki recordó que también en el caso de las negociaciones de un TLC con Estados Unidos, se produjo una división en la que Perú y Colombia quedaron en un lado y Ecuador y Bolivia en otro.
“Todavía pienso que los presidentes de Bolivia y Ecuador son inteligentes. Estoy segura de que el presidente (Rafael) Correa sí quiere una negociación, un acuerdo con la UE (que) es nuestro segundo socio comercial”, dijo.
Ver comentarios