Mujeres son minoría en directivas del Estado
Enviar

Las mujeres están rezagadas en puestos de dirección en relación con los hombres en prácticamente todas las juntas directivas de las instituciones autónomas y los bancos del Estado.
La única excepción es en el Inamu que, por el contrario, otorga todos sus puestos en la junta directiva a féminas.
Al margen de quién está en desventaja numérica, esto implica una violación a un fallo de la Sala IV, que le establece al Gobierno la obligatoriedad de promover igualdad de género en los máximos puestos de decisión del país.
Para evitar que esta situación prevalezca, Maureen Clarke, diputada del PLN, presentó un proyecto de ley que le daría mayor firmeza al pronunciamiento de ese tribunal.
Por el momento, debido a que las juntas directivas están conformadas por cinco, siete o nueve integrantes, esto hace imposible que la mitad de los puestos sean para hombres y el resto para mujeres, por lo que la Sala IV avala que la diferencia no sea mayor a uno.
Sin embargo, esta regla solo se cumple en algunas excepciones.
Este tema tomó relevancia a finales de la semana pasada, cuando el Congreso denegó el nombramiento de Miguel Gutiérrez Saxe en el Banco Central, sin importar su trayectoria como exdirector de Estado de la Nación.
Los diputados prefirieron que dicha institución no sesione a partir de esta semana por no reunir el quórum de ley, al violentar una vez más la paridad de género.
Ante esta situación, el Gobierno deberá enviar al Plenario los nombres de las nuevas candidatas al puesto, y exclusivamente serán mujeres, ya que los diputados advirtieron que no se pondrá a un hombre.
La sentencia del máximo tribunal es complementaria de otros mandatos en esta materia, como la reciente alternancia horizontal y vertical para los partidos políticos en todos los puestos de elección popular, incluyendo diputadas, regidoras, alcaldesas y concejales de distrito.
La disparidad evidente en los puestos directivos no significa que el Gobierno de Luis Guillermo Solís haya minimizado el papel de la mujeres, ya que algunas féminas como María del Rocío Sáenz, Sara Salazar y Ann McKinley, están al frente de instituciones emblemáticas como la Caja, Recope y Japdeva.
Asimismo, buena parte del gabinete está compuesto por mujeres, entre ellas, las responsables de Planificación, Cultura, Deporte y Educación.

201511082245010.rec12-1.jpg

201511082245010.rec12b.jpg


Ver comentarios