Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



GLOBAL


Muere enemigo de Colombia

Redacción La República [email protected] | Viernes 24 septiembre, 2010



Muere enemigo de Colombia
Mayor golpe a las FARC en su historia acaba con su jefe militar, Mono Jojoy

El “Mono Jojoy”, abatido en las selvas del sur de Colombia, era un guerrillero “insustituible” y tenía una gran influencia en la tropa combatiente de las FARC, con lo que su muerte deja “huérfano” al grupo insurgente en capacidad militar y estratégica, según analistas consultados por Efe.
La percepción de expertos en seguridad y en el conflicto armado colombiano coincide con la del Gobierno: la muerte de Víctor Julio Suárez Rojas, “Jorge Briceño Suárez” para los guerrilleros y “Mono Jojoy” para los militares, es el mayor golpe a las FARC, la guerrilla más antigua de América Latina.
Es el golpe “más contundente contra las FARC en su historia”, afirmó Alejo Vargas, doctor en Ciencias Políticas y profesor de la Universidad Nacional de Bogotá, al anotar que el “Mono Jojoy”, jefe militar y segundo al mando de la guerrilla, era “un gran estratega” de los bloques Sur y Oriental, “los más activos en los últimos 15 años”.
Junto con su líder histórico y fundador, Pedro Antonio Marín (“Manuel Marulanda Vélez” o “Tirofijo”), fallecido supuestamente por un paro cardiaco en 2008, “Jojoy” era “el líder más importante en la conducción operacional y estratégica de la guerrilla”, sostuvo, por su lado, el director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel.
Su muerte “deja huérfanas” a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en capacidad de lucha y estratégica, agregó Rangel, para quien podrá darse “un relevo puramente formal” en su dirección militar, pero “en la práctica nunca van a poder reemplazar” a “Jojoy”.
A juicio del experto, a las FARC les va a ser difícil reponerse de esta pérdida, al igual que “nunca pudieron recuperarse en el plano político” de la muerte de “Raúl Reyes”, abatido en 2008 en un bombardeo en territorio ecuatoriano cuando era portavoz internacional y número dos del grupo.
El “Mono Jojoy” y una veintena de guerrilleros de su cordón de seguridad murieron este miércoles en la “Operación Sodoma”, un operativo conjunto de todas las fuerzas de seguridad del Estado contra el “corazón estratégico” de las FARC, un gigantesco campamento en la serranía de La Macarena (sur del departamento del Meta).
Rangel consideró que este golpe “va a tener efecto en la moral” de algunos jefes y comandantes de frentes y bloques guerrilleros, que pueden llegar incluso a plantearse “abandonar la lucha armada”.
En el mismo sentido se expresó Vargas, para quien el abatido jefe militar era el “símbolo del guerrillero intocable” y, por tanto, su caída “afectará a la moral de la tropa” guerrillera y puede “desestimular” a los combatientes rasos y a “mandos medios”.
Según Vargas, el mando de las FARC, incluido su jefe máximo, Guillermo León Saenz (“Alfonso Cano”), “va a tener que valorar cada vez más que todos ellos van a ser posibles objetivos militares”.
Operaciones como “Sodoma” son un “arma letal, por la combinación de inteligencia técnica y humana con bombardeos de precisión”, y, si se producen más golpes como éste, las FARC “pueden llegar a entender que su única opción es negociar en los términos que ha planteado el Gobierno”, comentó Vargas.

Bogotá
EFE