Móviles luchan contra corrupción en Afganistán
Enviar
Móviles luchan contra corrupción en Afganistán

En un polvoriento bazar pueblerino en Jalrez, Afganistán oriental, Asif Shahrukhi recibe ayuda de Bill Gates, el fundador de Microsoft Corp. para convertir su tienda de teléfonos móviles construida en ladrillo de barro en un banco virtual.
Shahrukhi ofrece transferencias de dinero a 45 mil personas en el Valle de Jalrez a través de un sistema creado por Vodafone Group Plc., la empresa de telefonía móvil más grande del mundo, para ofrecer servicios bancarios en Kenia. El Ministerio del Interior dice que este año se ampliará un proyecto piloto para pagar a la policía por teléfono en áreas sin bancos destinado a cubrir 5% de los 110 mil oficiales en todo el país.

El cambio “me da más dinero porque frenó a quienes me robaban parte de mi salario todos los meses”, dijo Khair Muhammad, un policía de Jalrez.
Burócratas corruptos que se llevaban no menos del 20% de los salarios de los empleados estatales se han opuesto al cambio introducido por el gobierno para realizar pagos electrónicos a través de bancos y teléfonos móviles, dijo Hanif Atmar, un ex ministro del Interior.
Reiterar el éxito africano de Vodafone en medio de la guerra en Afganistán significará superar las amenazas de los talibanes y además la de burócratas corruptos, dijo Shahrukhi, el agente de Jalrez en Roshan, la red de teléfonos celulares afgana que está desarrollando el sistema bancario.
El año pasado, el temor a ataques o robos de talibanes llevó a Shahrukhi a dejar de recibir las reservas de efectivo necesarias para pagar a los 45 policías de Jalrez en su tienda. Los oficiales, que reciben el efectivo mostrando mensajes de texto en sus teléfonos, que verifican las transferencias de dinero, deben ahora trasladarse hasta donde se encuentran agentes de Roshan en otras ciudades para cobrar.
Las fuerzas militares estadounidenses dicen que poner fin a la sustracción del pago destinado a oficiales podría incrementar el ánimo y la efectividad entre los empleados públicos rurales, incluidas las fuerzas de seguridad. Ampliar la policía, que el año pasado perdió 23% del personal entre muertes, renuncias y deserción, es clave para los planes estadounidenses de retirar a sus soldados a partir de julio.
En otra iniciativa para desarrollar el sistema financiero, el gobierno sigue adelante con su proyecto de vender bonos a más largo plazo este año, dijo ayer el portavoz del banco central Aimal Hashoor, con el fin de diversificar las fuentes de financiación al margen de los más de $30 mil millones en ayuda internacional que ha recibido el país.
Roshan recibió asesoramiento y fondos de GSM Association con sede en Londres, un grupo comercial que recibió un subsidio de $12 millones de la Fundación Bill Melinda Gates para ayudar a lanzar su servicio bancario, llamado M-Paisa. La fundación está invirtiendo más de $500 millones para ayudar a los pobres del mundo a ahorrar dinero.
“Abrir el movimiento de dinero es el primer paso para la inclusión financiera y el alivio de la pobreza”, dijo Zahir Khoja, director de M-Paisa de Roshan desde Kabul.

Kabul

Ver comentarios