Miller, Cummings y Salazar revolucionarán las retaguardias de los grandes
Enviar

¡Pisando fuerte!
Así como canta Alejandro Sanz entraron a lo grande tres consagrados jugadores a reforzar la zona central defensiva de tres de los grandes.
Roy Miller, mundialista de Brasil y con un amplio y reconocido recorrido en la MLS llega al Saprissa; el defensa central de la selección de Panamá, Harold Cummings se vistió de rojinegro y quien fuera capitán del Herediano, Pablo Salazar, retorna a reafirmar credenciales y retomar derechos.
La calidad y trayectoria de estos tres futbolistas no está en juego; lo que está en juego es empezar a conocer qué harán los directores técnicos para ubicarlos como titulares, “sin dañar” el resto.
En los “90 minutos por la Vida”, por ejemplo, Javier Delgado, nuevo timonel del Alajuelense, ubicó en la zona central de su retaguardia en los dos partidos a Kenner Gutiérrez y a Porfirio López. O sea, no jugaron ni Johnny Acosta, ni Cummings y como no hay cama para tanta gente (esto lo cantaba Celia Cruz), hay que suponer y proyectar que a la hora de la verdad, alguno de estos cuatro tendrá que cederle la estelaridad a sus compañeros. El “Sheriff” gusta de la línea de cuatro; si jugara con líbero se le simplifica el problema pues se le abre otro espacio.
De manera que en la Liga se abre la interrogante, incluso para su primer juego del Verano la noche del próximo sábado frente a Uruguay, de conocer cuáles serán sus defensas centrales: ¿Acosta y Cummings? ¿Gutiérrez y López? ¿Cummings y Gutiérrez?
En el Saprissa, en el papel el tema parece más simple; Roy Miller llega en lugar de Andrés Imperiale y punto. Lo demás sigue igual, con la salvedad de que por el carril derecho correrá el trinitario Aubrey David y Hanzell Arauz pasará al medio campo a reforzar la ausencia de Cristian Bolaños.
Habría que proyectar una retaguardia con David, Machado, Miller y Francisco Calvo, dos caras nuevas en el equipo monarca, que no dejan de ser muchas. Además, Gabriel Badilla entra a su último semestre de contrato y querrá espacios de maniobra y a Ramón Martín del Campo no lo cesaron a pesar de que no tuvo acción en el Invierno, lo que hace pensar que Carlos Watson tiene nuevos planes para el azteca.
Finalmente, el que fue capitán del Team durante la época de las vacas flacas y luego también de las gordas, y uno de los líderes indiscutibles de la nómina, junto a Cristian Montero, Óscar Esteban Granados, Esteban Ramírez, Minor Díaz y Víctor “Mambo” Núñez, el defensor central Pablo Salazar, después de su paso por el fútbol mexicano de la segunda división, regresó sorpresivamente al fútbol criollo y estampó su firma con los florenses.
Tremendo lío competitivo para Odir Jacques, pues agrega un nombre de peso a una zona poblada de experiencia, juventud y talento donde firman territorio figuras como el mexicano Omar Hernández, Allan Miranda, Keyner Brown, Dave Myrie, Lemarck Hernández y otros.
Sinceramente, no nos imaginamos a Roy Miller, Harold Cummings y Pablo Salazar de suplentes, de manera que a Watson, Delgado y Odir, no les queda más remedio que sacrificar a figuras de mucho peso de sus planillas, para dar espacio a estos tres intrusos que irrumpen pisando fuerte en el escenario del fútbol nacional.

Ver comentarios