Enviar
Messi imparable

Lionel Messi volvió a firmar una noche grande y apoteósica en la que marcó cinco goles en la victoria del Barcelona ante el Bayer Leverkusen (7-1), con la que el equipo azulgrana rubricó su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones.
Hacía pocas semanas que había marcado cuatro tantos en un partido, en el 5-1 al Valencia en la Liga. Lo hizo por primer vez ante el Arsenal, con su primer póquer como azulgrana. Esta noche lo volvió a hacer, pero no un póquer, sino un repóquer, un Messi que se acerca poco a poco a una nueva marca, la de ser el segundo máximo goleador de toda la historia del Barça.
La inmensa noche que firmó el astro argentino la compartió con el joven Cristian Tello, que anotó dos tantos y volvió a ser un jugador descarado y acertado.
Fue un partido sin sobresaltos para un Barcelona claramente superior, que solo sufrió unos minutos en los que el Leverkusen le cerró los espacios en el centro del campo con el ánimo de ahogar la fluidez azulgrana. Fue una apuesta de Robin Dutt, pero los suyos poco pudieron hacer.
Por su parte, en el otro juego del día, el Apoel Nicosia se convirtió en el primer club chipriota en alcanzar los cuartos de final de la Liga de Campeones al eliminar en la tanda de penaltis al Lyon francés al término de un encuentro en el que se impuso 1-0 e igualó el resultado de la ida.
El modesto equipo de la capital chipriota prolonga así el sueño europeo que está consiguiendo a base de la solidez impuesta por el técnico serbio Ivan Jovanovic.
El portero Chiotis detuvo dos penaltis en la tanda decisiva y atesoró así un premio para un equipo que apenas tiene €10 millones de presupuesto y que se codeará con los acaudalados clubes del continente.

Barcelona/EFE
Ver comentarios