Maldición de aumento del franco suizo va más allá de resolución de crisis griega
Enviar

Maldición de aumento del franco suizo va más allá de resolución de crisis griega

Hará falta más que una resolución de la crisis griega para liberar a Suiza de una moneda sobrevaluada que lleva al país a una recesión, según el mayor banco de Europa.
HSBC Holdings Plc dice que los inversores que buscan refugio de la vacilante recuperación global seguirán sintiéndose atraídos por la relativa estabilidad del franco, incluso si Grecia deja de estar al borde del impago.


El franco es la gran moneda de mejor desempeño contra el euro en lo que va del año, y los precios de las opciones sugieren que los operadores estiman que ese desempeño se repetirá en el segundo semestre.
Los fortalecimientos son por lo general malas noticias para la economía, dado que llevan a Suiza al borde de su recesión en seis años y ocasionan la mayor caída de los precios al consumidor del mundo desarrollado.
El superávit comercial alienta la inversión en el franco, que subió a un récord en enero, cuando el banco central eliminó el límite de valor de 1,2 por euro que se había establecido en 2011.
“La relación euro-franco suizo se encamina a la paridad y aún menos, independientemente de Grecia”, dijo David Bloom, jefe de estrategia cambiaria global de HSBC en Londres.
“Cuando se tiene un superávit de cuenta corriente”, una fuerza de trabajo muy calificada y una política estable, “sólo hay una opción, y es un mayor fortalecimiento de la moneda. Es la maldición del éxito en el mundo actual”.
El franco, un popular destino para los operadores en momentos de tensión en los mercados, ha declinado alrededor de 0,6% contra el euro esta semana en tanto se desvanecía un primer optimismo en relación con las conversaciones sobre el rescate griego. Cuando faltan días para que expire el actual rescate del país el 30 de junio, la atención se concentra en la cumbre de gobernantes de la zona del euro.
HSBC considera que la moneda suiza se apreciará a 95 céntimos por euro para fines de año, en comparación con un récord de 85,17 céntimos luego de que el Banco Nacional Suizo abandonara su límite cambiario el 15 de enero.
UBS Group AG, el mayor banco de Suiza, coincide en que una resolución de la crisis griega no generará un debilitamiento significativo del franco, que también recibe el respaldo de las firmas administradoras de dinero locales, las cuales se muestran renuentes a invertir en el exterior.
La entidad crediticia con sede en Zúrich pronostica que la moneda experimentará pocos cambios para fines de 2015.
Morgan Stanley tiene una posición bajista y pronostica declinaciones de alrededor de 4%, a 1,09 por euro, y de 13%, a 1,06 por dólar, para el tercer trimestre. Un acuerdo sobre Grecia probablemente derivaría en un debilitamiento del franco, según Hans Redeker, jefe global de estrategia cambiaria del banco.

Bloomberg
 


Ver comentarios