Enviar
Mahan rompió el pronóstico
Vence en el Bridgestone donde se hundieron Mickelson y Woods

Antes de iniciar la partida final todo apuntaba a un duelo entre los estadounidenses Ryan Palmer y Sean O'Hair por convertirse en los ganadores del Bridgestone Invitational, uno de los grandes torneos del circuito americano de la PGA.
Además de los líderes al finalizar la tercera ronda, se le sumaba por ahí el sudafricano Ernie Els, quien estaba a dos golpes de ellos y tenía experiencia suficiente para recortarles camino en el Firestone Country Club, un campo que en los últimos años fue dominado por Tiger Woods.
Sin embargo, apareció Hunter Mahan escalando posiciones con mucho peligro y esos tres golpes que lo separaban de Palmer y O'Hair se fueron recortando.
Era un día de esos en que todo le salía a este californiano, de 28 años, sus putts llegaban siempre a buen puerto: el hoyo, y en su tarjeta comenzaban a aparecer los birdies.
Al final seis hoyos bajo el par de campo (3, 4, 5, 8, 9 y 13), sin ningún error fueron suficientes para sumar 64 golpes y contabilizar 268 impactos después de cuatro jornadas de juego en Akron (Ohio), para apuntarse su triunfo más importante en la PGA Tour.
Atrás quedó el esfuerzo de Palmer, quien pasó de ser el perseguido a perseguir durante casi toda la última ronda, pero solo pudo concretar tres birdies, pero también aparecieron dos bogeys y a eso se le sumó que de la bandera 12 a la 18 solo pudo conseguir el par.
La ventaja de Mahan fue de dos golpes sobre Palmer y en el tercer lugar quedaron Retief Goosen y Bo Van Pelt con un total de 271 y O'Hair aparece un puesto más abajo con un impacto más. Por su parte, Els tuvo una jornada desastrosa al tirar seis sobre par.
De esta forma Hunter Mahan concretó su tercer triunfo como jugador de la PGA (entró al circuito en 2003), ya que había ganado el Travelers Championship, en 2007 y a inicio de este año venció en el Waste Management Phoenix Open.

Consulta: www.pgatour.com

Dinia Vargas
[email protected]
Ver comentarios