Enviar
Madres trabajadoras son más felices
Un estudio sostiene que las madres profesionales se sienten felices de desempeñar ambos roles, rompiendo la idea de que el trabajo es un sacrificio para ellas

Melissa González
[email protected]

Ser madre es una gran bendición para cualquier mujer, así como desarrollarse en el campo profesional.
Aunque para muchas mujeres sea difícil adaptarse a una vida profesional y además tener un balance como madres, es una fórmula que las está llenando de satisfacción, al menos para un importante grupo, según una encuesta realizada en Estados Unidos.
Parte de los resultados se publicaron recientemente en la cadena de noticias CNN, donde se afirma que las madres trabajadoras están más ocupadas, pero más felices.
El estudio habla sobre aquellas que desempeñan una profesión fuera del hogar y una situación en que la mayoría de las participantes, un 75%, estuvo de acuerdo y en contra de volver al rol tradicional en que las mujeres se quedaban en casa, según la página de Pew Research Center, que elaboró el estudio.
Además, la mayoría estuvo de acuerdo en que tanto el hombre como la mujer aporten a la economía del hogar.
En su mayoría, las consultadas consideraron tener una vida más feliz gracias a su labor, pero se sintieron un poco inseguras con respecto al trabajo de tiempo completo, por lo que un 62% dijo preferir un trabajo de medio tiempo porque presentan conflictos como sentimiento de culpabilidad por estar fuera del hogar mucho tiempo.
Esto quiere decir que las madres que se quedan en casa se sientan tristes.
“Pienso que no se trata de ser más feliz o no. Cuando una mujer trabaja en la casa, el mundo que vive es mucho más enfocado en la familia, por lo que resulta muy limitado. Se anula la oportunidad de crecer profesionalmente y el roce social es muy escaso. Al trabajar en casa la jornada es muy agotadora y no reconocida y mucho menos remunerada. La satisfacción es haber disfrutado mucho más a los hijos”, comentó Ana Lucia Arce, socia directora de Markline Consulting Group.
Con este estudio se rompe la idea de que el trabajo puede ser un sacrificio para la mujeres, más bien representa en la mayoría de los casos un camino para tener un desarrollo completo.


Ana Lucía Arce
Socia directora de Markline Consulting Group

“Trabajar fuera de casa implica sacrificar un poco a la familia, pero sentir la satisfacción de desarrollarse profesionalmente y obtener un mayor roce social ayudan a canalizar estrés. Tener acceso a una remuneración da una holgura que una no tiene cuando está en el hogar. Creo que la mamá que trabaja fuera de casa tiene un mejor desarrollo, siempre y cuando haya un equilibrio con la familia”.




Elizabeth Chacón

Gerente de Mercadeo y Relaciones Corporativas de GESSA

“El tema de la mujer que trabaja y tiene hijos es complicado porque al final se tiene que seguir siendo mamá y ama de casa. En mi experiencia personal está la parte de realización personal, hay mujeres que eligen quedarse en la casa y se sienten realizadas, pero las que tenemos la oportunidad de combinar las dos, logramos una buena dosis de realización. La idea es combinar para no sentir frustración. Yo incluso lea he preguntado directamente a mis hijos si quieren que yo trabaje y ellos me dicen que les encanta, es una forma de enseñarles que hay que esforzarse y cumplir las metas propias”.




Sellene Castro

Gerente de Mercadeo de Grupo Federspiel

“Poder ejercer ambos roles, madre y ejecutiva, me ha permitido realizarme tanto como mujer como profesional. No es una tarea fácil, con el tiempo desarrollamos esta habilidad 'multitarea'. Vemos crecer a nuestros hijos rápidamente, no obstante los acompañamos en cada una de sus etapas, las cuales disfrutamos al mismo tiempo que nos realizamos. No me veo completamente feliz siendo una mamá al 100% en el hogar, tenemos muchas oportunidades hoy día para aportar en diversas áreas, el estar activa profesionalmente en definitiva me permite gozar de un ritmo y ambiente en el que me satisface estar”.
Ver comentarios