Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Lucha cambiaria llega a México

Redacción La República [email protected] | Jueves 11 noviembre, 2010



Lucha cambiaria llega a México
 
La mayor alza del peso hasta el momento podría hacer que el Banco de México baje las tasas de interés el año próximo para impulsar las exportaciones luego de que otros estrategas de países latinoamericanos subieron los tipos para enfriar sus economías.
El gobernador Agustín Carstens indicó durante una reunión con economistas en Nueva York el 2 de noviembre que consideraría bajar las tasas si el peso sigue subiendo, según analistas de Barclays Capital, Deutsche Bank AG y UBS AG que asistieron al evento.
El banco podría bajar los costos del financiamiento un cuarto de punto porcentual a 4,25% para marzo, muestra la negociación de futuros mexicanos.
La inversión extranjera en la deuda mexicana a corto plazo, conocida como Cetes, se ha multiplicado por más de 6 desde finales de 2009 porque los inversores buscaron alternativas a tipos de interés cercanos a cero en Estados Unidos y Europa.
La entrada de capital casi se duplicó el mes pasado a $5.780 millones porque los inversores internacionales anticiparon que la Reserva Federal inyectaría liquidez adicional en la economía de Estados Unidos.
Esta semana China dijo que la decisión de la Fed de comprar bonos del Tesoro por $600 mil millones amenaza con “inundar” a los mercados emergentes con “dinero caliente”.
“México corre el riesgo de ser golpeado por los mercados”, dijo Alonso Cervera, economista para Latinoamérica en Credit Suisse Group en la Ciudad de México que asistió a la reunión con Carstens en Nueva York. “Si el peso sube, no debería sorprendernos si deciden bajar las tasas”.
Si busca frenar el avance del peso de 7,3% contra el dólar en las últimas 10 semanas bajando las tasas, Carstens estaría defendiendo las exportaciones de su país de lo que el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, ha llamado una “guerra cambiaria” mundial, dijo Jimena Zúñiga, economista en Barclays.
“Si el Banco Central percibe que se ha quedado solo en la guerra cambiaria y el peso está perdiendo competitividad, entonces el Banco Central podría considerar medidas como utilizar la política monetaria para desalentar los influjos”, dijo Zúñiga, que estuvo en la reunión con Carstens en Nueva York.
El rendimiento del bono mexicano de 9% que vence en 2012 bajó 10 puntos básicos un día después de la reunión de Carstens con economistas e inversionistas.
La demanda nacional de México sigue siendo más débil que la de otros países de la región como Brasil y Chile aunque el incremento de las exportaciones a Estados Unidos ha hecho que el Banco Central pronostique un crecimiento de 5% en 2010 luego de que la economía decreció 6,5% el año pasado, la peor contracción desde 1932.
Aunque la confianza del consumidor y las ventas minoristas han subido, y el desempleo ha caído, continúan por debajo de los niveles previos al colapso de Lehman Brothers Holdings Inc. en septiembre 2008.


México