Enviar
Llegó la lluvia
Esta época cambia los papeles en el golf y algunos mitos comienzan a salir

Dinia Vargas
[email protected]

Ya comienzan a caer las primeras lluvias fuertes del año, las tormentas traen consigo los rayos, el principal impedimento para poder jugar golf.
Sin lugar a dudas, lo principal es hacer un llamado de atención a los golfistas para que tomen las previsiones ante el caso, pero aun así hay ciertos mitos que aparecen en esta época del año.
Aunque se dice y se recomienda jugar por las mañanas, debido a que hay menos probabilidad de que se presente algún tipo de rayería, esta puede presentarse en cualquier momento.
“Basados en la estadística puedo decirle que la mayoría de las veces que caen rayos, independientemente de la hora que sea, mañana o tarde, se debe a que hay una nubosidad muy intensa que cubre el cielo, esta es una señal muy importante a la cual debe prestársele atención, porque puede predecir que se acerca alguna tormenta”, aseguró el golfista profesional Roberto Barrantes.
Barrantes añadió que como la mayor parte del tiempo “la evaporación se presenta durante el día, especialmente si en la tarde o noche ha caído lluvia, esto genera normalmente que las nubes se carguen en la mañana y durante la tarde descarguen toda su energía”.
Ya estas lluvias que apenas comienzan a darse en el país, y que se presentan con mayor intensidad en los meses de setiembre y octubre, hacen que aumente enormemente la humedad, otro mito en el golf.
De ahí que los golfistas cambien su vestimenta. “Casi siempre se prefiere el short y las camisas de colores pastel para soportar el calor. Además, es recomendable traer consigo un guante de golf extra, esto porque se mojan más rápido debido al sudor”, comentó Christian Morera, golfista profesional.
Morera afirmó que las condiciones de un campo bien cuidado hacen que con la entrada del invierno no se vea afectado, sin embargo, dentro de unos meses las condiciones del campo sÍ cambiarán mucho.
Para Barrantes desde ahora los jugadores comenzaran a sentir cómo poco a poco van perdiendo distancia en sus tiros.
“Por humedad la bola tiende a correr menos cuando va en el aire; es muy normal escuchar a alguien decir que jugué bien pero perdí 50 yardas de distancia”, señaló.
Cuando ha parado de llover no significa que se puede ir al campo con la máxima tranquilidad, hay que dar un tiempo prudencial y ver que no haya ningún tipo de rayería, aseguraron los profesionales.
Hoy en día la tecnología comienza a cumplir un papel trascendental para prevenir que los golfistas salgan al campo con amenaza de tormenta.
“En otros campos de golf existen sistemas especiales que detectan la llegada de una tormenta a 10 millas de distancia del campo, esto les da tiempo prudencial a los encargados de la cancha de avisar a los golfistas para que estos la abandonen”, indicó Morera.
Aquí en Costa Rica tanto los campos como los golfistas deberán estar atentos de ahora en adelante, a las condiciones del tiempo que pronostica el Instituto Meteorológico para tomar la decisión de ir a jugar golf.


En pocas palabras

El invierno influye en que:

* Aunque existe la tendencia de que los rayos caen más que todo por la tarde, en realidad hay que estar atento pues pueden aparecer en cualquier momento, sin importar la hora.

* La humedad produce que aumente la temperatura y genere más calor en los jugadores.

* La pelota vuela menos a consecuencia de la humedad.

* Los colores pastel son los más recomendados para vestir porque hacen que la humedad no impacte tanto al jugador.

* Es importante andar más de un guante de golf porque el calor hace que se mojen más rápido por el sudor.
Ver comentarios