Enviar

Es preocupante que hoy no exista un estudio nacional sobre carencia de especialistas. ¿Cómo se puede saber qué especialidades formar y en qué cantidad sin un plan? Hay muchas preguntas que no tienen respuesta


Listas de espera no se limitan a cardiología

La iniciativa de la Caja de sacar de lista de espera a 25 mil asegurados es loable y se reconoce el esfuerzo. No obstante, el trabajo por hacer tomará más tiempo que apagar un incendio en una sesión de junta directiva.
Las listas de espera no están solamente en el Hospital México y no se limitan a cirugías. Actualmente hay más de 145 mil asegurados que requieren ser vistos por un especialista y para sacar esa presa no existe un plan de atención.
Los especialistas son, en muchos casos, quienes al final toman la decisión de si un paciente requiere un procedimiento mayor.
Aunque no es posible tener un especialista por persona, lo cierto es que la cantidad de asegurados que aguardan una atención médica oportuna va más allá de una expectativa razonable.
Si para ver a un especialista se debe esperar al menos un año, y para ser operado otro año, ¿cuánto puede significar esto en la vida de una persona?
Hay que reconocer la intención de María del Rocío Sáenz, actual presidenta de la Caja, para tener un panorama más claro sobre campos clínicos y formación de especialistas, pero los pacientes necesitan respuestas urgentes.
Es claro que algo no camina bien, o las recomendaciones técnicas del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social de la Caja (Cendeisss) no son correctas, o las políticas de la Caja para definir las necesidades de formación no se ajustan a la realidad.
Por años, las universidades privadas han abogado por que se utilicen los hospitales regionales para la formación de especialistas. Con ello, no solo habría una mayor disponibilidad de médicos, sino que habría una atención regional, que hoy es escasa, por no decir nula.
Si se requiere equipo, hay que invertir, si se necesitan más profesionales, hay que invertir, si se necesita más infraestructura, hay que invertir.
La atención de los asegurados no puede solo circunscribirse a la Gran Área Metropolitana, hay otras poblaciones que requieren un servicio de calidad, sin tener el costo extra que implica viajar hasta San José para que la Caja le haga un examen médico.
¿En qué parte de la orden patronal del asegurado se le dice que habrá un servicio diferenciado, según donde viva? ¿No sería mejor en ese caso pagar un seguro de gastos médicos? La atención debe ser igual en cualquier parte del país.
Es preocupante que hoy no exista un estudio nacional sobre carencia de especialistas. ¿Cómo se puede saber qué especialidades formar y en qué cantidad sin un plan? Hay muchas preguntas que no tienen respuesta.
Si para esto es necesario que se vayan funcionarios de Caja, que ya cumplieron un ciclo, que así sea. La junta directiva debe tomar decisiones y conseguir refuerzos.
Cuando se trata de vidas, no aplica la política del “pobrecito”.

Ver comentarios