Limón sale del olvido
Guadalupe Vargas se dedica a limpiar la iglesia de la localidad y su esposo a chapear para llevar alimento a su casa; el empleo informal y mal remunerado es uno de los principales problemas de Limón.Marco Monge/La República
Enviar

Ofrecen histórica inversión a provincia

Limón sale del olvido

Éxito está en mejorar seguridad, educación y trámites

Limón tiene el chance histórico de pasar de ser la pobre región olvidada a convertirse en un polo de desarrollo.
Al descubrir el potencial que tiene el Caribe, el gobierno y la empresa privada prometen invertir unos $6 mil millones en nueva infraestructura.


Para el limonense esa situación le abre la posibilidad de mejorar su condición económica al recibir nuevas y mejor remuneradas fuentes de empleo de las que hoy ofrece la provincia.
201303312152310.n111.jpg
Pero también le genera el enorme reto al gobierno de poner atención a la seguridad y educación, así como al municipio limonense de agilizar los trámites para que el plan de inversión sea un éxito.
Siendo la base de operaciones de los principales puertos del país, la Región Atlántica —donde viven casi 500 mil personas— es una de las más pobres.
Ahí 26 de cada 100 personas viven en condición de pobreza y de estas 11 no logran siquiera hacer cuando menos tres tiempos de comida por día.
Esa situación precaria quedaría atrás si se logra cumplir el sueño de transformar el centro del Caribe en una potencia portuaria e industrial de Latinoamérica.
Solo en empleo directo, los nuevos proyectos abrirían a los limonenses unos 5 mil puestos y al menos cuatro veces más de fuentes indirectas.
Pero no solo el empleo sería el beneficio para los caribeños ya que también se promueven obras para superar los principales problemas sociales de la provincia.
Precisamente la inversión en puertos es la punta de lanza del ambicioso programa de inversión que se promete impulsar en el Caribe.
En ese sentido se gestiona la construcción de dos grandes estructuras, mediante el modelo de concesión, así como mejoras a dos de las terminales existentes.
También se invierte en energía eléctrica para garantizar el suministro que demandarán las nuevas obras.
Pero no es cualquier proyecto, sino el de Reventazón, una planta que se construye en Siquirres que cuando se inaugure —en 2016— será la más grande del istmo.
La ampliación de la refinería que tiene Recope en Moín, para que pueda procesar más combustible del que consume el país, es otra obra que generaría bienestar a los caribeños.
Cómo mejorar el acceso vial a Limón desde el Valle Central y Centroamérica también está considerado dentro del programa de inversión.
En ese sentido se impulsa la ampliación de un tramo de la carretera actual ruta 32, así como la construcción de un nuevo camino que unirá el norte con el Caribe.
A ello se suma un conjunto de proyectos para mejorar la calidad de vida de los limonenses, financiados por el Banco Mundial.
Un alcantarillado y una planta procesadora de aguas sucias y un sistema para contener las inundaciones en el sur de Limón son las principales obras sociales.
El ruido de las mejoras en infraestructura que se vienen para Limón también ha entusiasmado a la empresa privada.
En ese sentido dos grupos de inversionistas extranjeros estudian construir centros industriales cerca de donde estarán los nuevos puertos, que operen bajo el régimen de zonas francas.
Por su parte, hay otro grupo de empresarios construyendo el primer condominio de lujo en el centro de Limón, para ofrecerles vivienda a los nuevos profesionales que llegarán a la zona.
El principal pero que tiene el fuerte plan de inversión que se viene para Limón es si se les están ofreciendo las condiciones necesarias a los empresarios para instalarse allá.
Aunque los índices de criminalidad han bajado, el centro de Limón sigue siendo una de las zonas más peligrosas del país.
Por ejemplo, es donde más se reportan robos a comercios en todo el país, ocupa el tercer lugar con más asaltos y el segundo en cuanto al robo de viviendas.
Por su parte, aunque es el sexto en robo de autos, es de las pocas regiones donde esa actividad delictiva va en aumento. El año pasado creció un 15%, según el OIJ.
Por ello la Fuerza Pública debe aumentar los controles en esa provincia para generar tranquilidad en los inversores.
La mano de obra calificada es otro de los esfuerzos que debe realizar el gobierno en la provincia.
Allá solo el 12% de la población adulta tiene secundaria completa y el número de personas que abandonan el estudio es el doble de la que termina.
En materia educativa también existe el desafío de mejorar en idiomas.
Sin embargo se ven acciones en el sentido correcto, como el paso que dieron recientemente los diputados al aumentarle el presupuesto al Tec para que abra una sede en Limón donde imparta carreras técnicas.
Otro reto que tiene la provincia es el de estimular la construcción de centros comerciales y de esparcimiento, pues actualmente no tiene, por ejemplo, donde ir a ver una película.
Los numerosos requisitos que se exigen y la lentitud con que se tramitan es otro problema que se debe atacar.
Hay empresarios frustrados pues se quejan de que la Municipalidad de Limón les va pidiendo a cuentagotas los requisitos para instalarse en la provincia y eso ha postergado por meses el inicio de sus proyectos.

201303312152310.n11.jpg

Danny Canales
[email protected]

 


Ver comentarios