Enviar
“Las leyes están, pero los bancos tienen que acatarlas”
Legislación costarricense pretende estandarizarse con normas mundiales en materia de lavado de dinero

Víctor Sanabria
[email protected]

La práctica de lavar dinero se traduce en múltiples problemas para los sistemas financieros, ya que distorsiona las decisiones de inversión, aumenta el riesgo de quiebra bancaria, priva a las autoridades del control de la política económica, daña la reputación del país y expone a la población al tráfico de drogas, el contrabando y otras actividades ilícitas.
En resumen, puede acrecentar la amenaza de una inestabilidad monetaria debido a la distribución inadecuada de recursos, ocasionada por la distorsión artificial de los precios de bienes y productos básicos.
Frente a este panorama de riesgo, Ana María de Alba, instructora de Florida International Bankers Association, confirmó que Costa Rica posee una normativa y estándares adecuados para combatir el lavado de dinero, especialmente tras los cambios ejecutados hace pocos días.

¿Cómo califica la regulación costarricense para encarar este problema?
Se acaban de emitir nuevas legislaciones que son fuertes, especialmente en el tema de financiación del terrorismo. Van a quedar algunas cosas a discreción de la propia industria bancaria para ver como se pueden implementar, pero básicamente la legislación costarricense está a nivel mundial en esta materia.

¿Está Costa Rica expuesto a este tipo de delitos financieros?
Es un país relativamente con alta exposición, la cual se incrementa más en cuanto se cierren los círculos a través de Centroamérica. Mientras esto suceda y se pongan más controles en otros países, la práctica llega a lugares donde las leyes no son fuertes a
ctualmente.

¿Cuáles son los riesgos para el sistema financiero?
Al ser Costa Rica un país pequeño, un escándalo de esta naturaleza puede afec
tar altamente a la industria financiera. Cuando un banco queda afectado por lavado se perjudica no solamente el país por lo que está sucediendo con el ente y la corrida de depósitos que pueda existir, sino además se pueden perder líneas de crédito. Cuando se habla de un banco o institución financiera grande que funge como eje de la economía, se pueden contraer serios problemas.

¿Quiénes supervisan el lavado de dinero?
Los reguladores velan por un correcto funcionamiento del sistema financiero y, por ende, pueden estar midiendo el cumplimiento de las leyes, la eficacia que tengan los controles internos y los programas de cumplimiento de prevención que han establecido los bancos.



Ver comentarios