Enviar
La hora de la verdad sobre Limón


La suspensión de operaciones de la aerolínea nacional NatureAir en el Aeropuerto Internacional de Limón constituye una fuerte llamada de atención sobre algo que va mucho más allá de ese aeropuerto, el descuido generalizado (aunque existan excepciones) que sufre la provincia de Limón.
Desde luego que en este momento la noticia dada a conocer en LA REPUBLICA este sábado, sobre la suspensión de operaciones de NatureAir en Limón, pone el dedo en una de las llagas de la provincia que perjudica considerablemente su endeble salud, por tratarse del aeropuerto, en un país y en una provincia, aptos desde otros puntos de vista para desarrollarse mediante la industria del turismo.
Las pésimas condiciones en que el aeropuerto de Limón atiende los vuelos locales aleja a las aerolíneas de la terminal, ya que no corresponden con el mínimo requerido de seguridad para el tránsito de pasajeros, al punto de no contar ni siquiera con un camión de bomberos, por mencionar solo algo de sus múltiples carencias.
Esto, en una provincia tan necesitada de puestos de trabajo y de aprovechar la marca país de Costa Rica, posicionada en el mundo como un paraíso para los turistas, es imperdonable que ocurra y cualquier intento de explicación del desastre saldría sobrando porque no puede haber argumentos que sostengan un descuido semejante.
Es grave que cosas como esta ocurran, y la situación debe movilizar de inmediato la voluntad para el estudio y las posibles soluciones ante la situación en una terminal aérea que requiere amplia e intensa atención para solventar innumerables carencias que la convierten en inoperable.
Sin embargo, el aeropuerto no es una excepción en Limón. Inexplicablemente una provincia con enormes recursos y bellezas naturales de extraordinario valor no ha recibido nunca la atención y acción acertadas, adecuadas, inteligentes y eficientes ni de la administración central ni de los gobiernos e instituciones locales.
Su aeropuerto en situación de colapsar es uno más de los múltiples problemas graves que sufre la provincia solo que este, por su resonancia, se vuelve insoslayable en este momento.
Ver comentarios