Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Julio Espinosa - ¿Qué está pasando con el tipo de cambio?

| Lunes 24 enero, 2011




¿Qué está pasando con el tipo de cambio?


Durante 2010 uno de los principales enigmas macroeconómicos fue el comportamiento del tipo de cambio. Desde el valor más alto que tuvo en setiembre de 2009, el cual rondó los ¢595 (precio de referencia de venta en Monex) su valor llegó a cotizarse a finales de 2010 y principios del presente por debajo de los ¢500 para la compra. Y digo enigma porque nadie ha presentado cifras de lo que realmente sucede con el tipo de cambio, sobre todo cuando de los fundamentos económicos no se deriva un tipo de cambio como el actual.
Sobre el tema se han expuesto básicamente dos hipótesis. Primero, la fuerte entrada de capitales por la diferencia de tasas de interés de Costa Rica con países como Estados Unidos. Y por cambios en la composición de los portafolios de inversión.
Si la entrada de capitales se debiera a la diferencia entre las tasas claramente esta decisión no tomaría en cuenta los costos de transacción ni el riesgo país.
Los rubros de la cuenta financiera de la balanza de pagos, reflejan menores niveles de entrada de capitales que en años anteriores. Para 2008 resulta obvia por la situación en Estados Unidos. De hecho llama mucho la atención como la inversión de cartera, rubro que refleja las inversiones en el sector financiero mediante la compra de valores, se vuelve muy positiva en 2008. Este renglón había sido negativo, lo cual se revirtió en ese año, pues fue claro como muchos inversionistas locales decidieron repatriar montos importantes de recursos por la situación en el mercado de valores en Estados Unidos.
El rubro de inversión directa durante 2010 ha tenido un comportamiento muy similar al año anterior, y pareciera que no debió generar presiones adicionales. En otras inversiones solamente debe llamarse la atención del crédito que el Gobierno suscribió con el Banco Mundial por $500 millones. Sin embargo, no debería ocasionar grandes presiones sobre el mercado, pues el mismo Banco Central advirtió que dado que estos recursos se canalizarían a compromisos de deuda externa del Gobierno, su permanencia en el país era transitoria.
Por último, debe tenerse muy presente que la plaza financiera costarricense es pequeña, con un mercado accionario poco desarrollado, donde generalmente los bonos locales están sobrevalorados por la fuerte demanda local, de los inversionistas institucionales y entre ellos los fondos de pensiones. Esto hace poco atractivo el mercado financiero para el capital especulativo en el sentido estricto.

Profesor de la Escuela Economía de la Universidad Nacional
Este es el primero de cuatro artículos sobre el tema.