Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



GLOBAL


Jaula de oro de Putin: Los ricos frente al dilema de vender sus carteras

Bloomberg | Lunes 16 noviembre, 2015

Los 22 rusos más acaudalados del mundo controlan en conjunto alrededor de $200 mil millones y más de la mitad está invertida en compañías de capital cerrado o que cotizan en bolsa y operan en Rusia. Bloomberg/La República


 Ha pasado un cuarto de siglo desde que la caída del imperio soviético provocó una de las transferencias de riqueza más grandes de la historia.

Ahora los banqueros se preparan para otra en tanto la primera generación de capitalistas de Rusia deja su lugar a la próxima.
Encuestas confidenciales a docenas de millonarios y multimillonarios que se realizaron después de que el año pasado comenzaran las sanciones económicas europeas y estadounidenses muestran que los rusos adinerados reciben poco apoyo del marco legal del país para transferir sus empresas a sus sucesores.
La mayoría dice que por primera vez se plantea la cuestión de la sucesión con mucha seriedad.
“Los dueños de las grandes empresas son básicamente rehenes”, dijo Alena Ledeneva, profesora de política de University College London, que estudió el funcionamiento de las redes de poder en Rusia durante dos décadas. “Pueden sugerir que sus hijos sean los rehenes que tomen su lugar pero sólo el sistema de Putin decidirá si los incorpora o no”.
El resultado podría ser un aumento de las transacciones de las empresas rusas en los próximos años, según Phoenix Advisors, firma de inversión con sede en Moscú que ayuda a los empresarios a resolver los desafíos del planeamiento de la sucesión y la transición.
La mitad de los consultados para un estudio de PricewaterhouseCoopers LLP dado a conocer en 2014 dijeron que planean vender sus carteras, más del doble del promedio mundial.
Más de la mitad de los entrevistados para una encuesta del Centro de Transformación de Riqueza de la Escuela de Administración Skolkovo de Moscú que se publicó en febrero creen que “las grandes compañías rusas no se convertirán en dinastías familiares”.
El estudio de PwC encuestó a 2.484 ejecutivos y directores de cuarenta países, incluidos 57 de Rusia. El sondeo de Skolkovo consultó a 39 líderes empresariales rusos.
.