Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


iPhone dispara gasto en celulares

| Viernes 21 diciembre, 2007



iPhone dispara gasto en celulares


Nueva York -- Hizo falta un fabricante de computadoras y una compañía de pagers para convencer a los estadounidense que vale la pena pagar por un teléfono móvil, y ahora los consumidores están gastando con holgura.
Los consumidores en Estados Unidos pagaron $40 más por aparatos móviles el trimestre pasado que un año atrás, al tiempo que Apple Inc. sacó a la venta su iPhone con capacidad para navegar por Internet y Research In Motion Ltd. presentó sus teléfonos BlackBerry con correo electrónico y funciones de vídeo. El gasto subió a un récord y trepó lo máximo desde al menos el 2005.
Los estadounidenses, quienes antes gastaban con mucha renuencia $50 en un teléfono, ahora son más comparables a sus pares europeos y asiáticos y están pagando de $300 a $400 por la gama más alta de los aparatos. Ello se traducirá en mayores ventas para Apple y Research In Motion y puede impulsar a sus rivales Nokia Oyj y Sony Ericsson Mobile Communications Ltd., que trataron durante años de promover teléfonos con cámaras y reproducción musical ante los compradores estadounidenses.
“El iPhone ha hecho que el consumidor estadounidense aprecie el valor del teléfono móvil”, dijo Carolina Milanesi, analista de Gartner Inc., de Stamford, estado de Connecticut.
La tendencia continuará esta temporada de fiestas, dijo el analista Ross Rubin de NPD Group, que recoge datos de comercio minorista.
Las ventas de los modelos más caros como el iPhone casi se triplicaron el trimestre pasado y representaron 11$ de los teléfonos vendidos en Estadso Unidos, dijo NPD, con sede en Port Washington, estado de Nueva York. Los consumidores gastaron $3.200 millones en teléfonos, o $83 cada uno, frente a $2.200 millones el año anterior y lo máximo desde que NPD comenzó sus registros en el 2005.
Los inversionistas buscarán pruebas ayer de que el ritmo se ha mantenido durante el Día de Acción de Gracias cuando Research In Motion informe de sus ganancias de tercer trimestre. El ingreso neto probablemente se duplicó a $351 millones en el periodo hasta el 1 de diciembre inclusive, cuando las ventas casi se duplicaron a $1.650 millones, estimaron analistas en una encuesta de Bloomberg.
Las acciones de Research In Motion, con sede en Waterloo, provincia canadiense de Ontario, y de Apple, de Cupertino, estado de California, han subido a más del doble este año en medio de la escalada en la demanda por los así llamados teléfonos inteligentes.
América del Norte es la única región en la que el precio promedio de un teléfono subirá este año, dijo Milanesi. El año pasado, los aparatos móviles vendidos en Japón costaban 74$ más que en América del Norte. En Europa, eran 10$ más caros.
En tanto los consumidores en partes de Europa y Asia durante años han gastado cientos de dólares en teléfonos de Nokia y Sony Ericsson, en Estados Unidos solo se ha pagado eso por los aparatos “extraordinarios”, dijo el analista Roger Entner de IAG Research en Nueva York.
El iPhone, que también se puede usar como un reproductor de música, costaba hasta $599 cuando salió al mercado en junio y ahora se vende por $399. Apple envió 1,4 millones de ellos en los primeros tres meses. Los BlackBerrys se venden por hasta $300.
Las empresas de servicios móviles de Estados Unidos han empleado subsidios para mantener bajos los precios de la mayoría de los teléfonos. El Razr, de Motorola Inc., que se vendía por hasta $500 cuando se introdujo en el 2004, ahora puede conseguirse de manera gratuita.
Los subsidios han complicado que los fabricantes de aparatos los vendan directamente a los consumidores y convertido a las compañías de telefonía móvil en los guardianes del mercado, decidiendo cuáles modelos ofrecer.
“Las compañías de telefonía móvil abarataron los aparatos a los ojos de los consumidores”, dijo Entner. “Eso cambiará si los fabricantes siguen presentando aparatos muy, muy atractivos”.
Para Steve Rogalski, un agente inmobiliario en el condado de Westchester, estado de Nueva York, ese cambio vino en junio. Después de no haber gastado nunca más de $100 en un teléfono, pagó $599 por un iPhone, que también usa como una herramienta de mapa por Internet y como una cámara.
“Esperé hasta que saliera el aparato correcto”, dijo Rogalski, de 61 años. “Ningún otro teléfono” lo ha hecho querer gastar tanto.
Los rivales del iPhone y de BlackBerry aún tienen que demostrar que están a la altura del desafío. Apple se beneficia de una clientela leal de sus reproductores musicales iPod y los ordenadores personales Macintosh, los cuales se venden a precios superiores en comparación con productos rivales.