Enviar
Inundados de dolor

Jafet Soto perdió su primera final como entrenador y las palabras no resumían el dolor de ese momento.
Sin embargo, Herediano firmó una de sus mejores temporadas, terminó de primero de grupo y nada más le hizo falta el trofeo de campeón para cerrar con broche de oro; a eso se aferró Soto.
“Fue una temporada muy buena para nosotros, hay cosas que podemos mejorar”, manifestó pensando de una vez en la próxima campaña. Seguro que tiene ganas de venganza.
Igualmente, dio méritos a la planilla por llegar hasta ahí y como siempre se analiza cuando se debe definir un juego o un título por la ruta de penales, la ruleta rusa se puede mover para cualquier lado.
“Mis jugadores pueden ver perfectamente a los ojos a cualquiera. Los penales son un volado”, dijo Soto.
“Así es el fútbol, aquí las palabras sobran; cada uno tendrá su opinión”, mencionó cuando le pidieron un mensaje a la afición.
Para Soto su equipo fue a lo largo del encuentro más que su rival, tanto que lo tuvieron arrinconado todo el segundo tiempo.
“Nosotros fuimos los que creamos opciones de gol, controlamos a la Liga, el gol de ellos viene de un fuera de juego, luego los tuvimos arrinconados”, concluyó. Pero no les alcanzó.
Ver comentarios