Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Intereses en colones subirán antes de lo que se pensaba

Redacción La República [email protected] | Lunes 15 febrero, 2016



RESUMEN EJECUTIVO
Si está pensando en endeudarse en colones, sería bueno hacerlo más temprano que tarde; en cambio, si está por hacer una inversión en moneda nacional, la estrategia es el corto plazo.
En ambos casos, se trata de anticipar un alza de las tasas de interés antes de mediados del año de hasta dos puntos porcentuales, algo que sucedería antes de lo que se pensaba, por la urgencia del Gobierno de fondearse.
La presión de las finanzas públicas afectaría a mucha gente, que necesita el dinero prestado para financiar las casas, los vehículos y otros gastos, así como las actividades comerciales.
Sin embargo, se podría evitar el impacto hasta cierto punto, con una estrategia apropiada.

 



Endeudarse en colones sería un buen negocio en este momento, en tanto que vale la pena esperar unos seis meses para colocar las inversiones a largo plazo.
En cuanto a los préstamos, lo ideal es encontrar uno de más de cinco años a tasa fija.
Los bancos por su parte ofrecerían este tipo de financiamiento, ya que disponen de un nivel alto de liquidez en colones, incluso no tienen mucho temor de que esta situación cambie pronto, ya que los ciclos mundiales de las tasas tienden a ser largos.
Lo inverso aplicaría en la compra de los bonos, en este caso sería recomendable esperar hasta el segundo semestre del año para invertir en instrumentos de largo plazo; mientras tanto, es mejor colocar a corto plazo.
En ambos casos, se trata de anticipar un alza de las tasas de interés en moneda nacional antes de mediados del año —que sería de hasta dos puntos porcentuales—, por la urgencia del Gobierno de fondearse.
Se trata de un incremento significativo, respecto a las tasas actuales.
Sin embargo, parece que no habría otra salida para el Gobierno, tomando en cuenta las ventas de los bonos en los últimos meses en el mercado primario.
En las últimas tres subastas realizadas por Hacienda, el monto captado fue bajo, lo que es signo de que el mercado está reclamando un mayor retorno.
Además, el dinero en el mercado secundario, que compite con las subastas del Gobierno, en este momento tiende a dirigirse a varios bonos, con tasas mayores a las que ofrece Hacienda.
El Gobierno en los próximos 12 meses tendrá que pedir unos $3 mil millones, que se pueden repartir en distintas fechas, así como en bonos de plazos que varían de seis meses a diez años.
Sin embargo, el volumen de la demanda de Hacienda es tanto que causará un incremento significativo —podría ser de hasta 200 puntos base—, de modo que afectaría a las personas que necesiten un préstamo, sea para una casa, un vehículo o gastos personales, así como para las actividades comerciales.
El estimado del aumento se basa en el volumen, así como en la concentración de la demanda de acuerdo con los análisis de varios especialistas.
En cuanto a la fecha del alza, estaría a no más de algunos tres o cuatro meses, ya que el Gobierno tiene acuciantes necesidades de recursos, no solo respecto a la necesidad de fondear el déficit, sino a los recursos líquidos que tiene depositados en el Banco Central.
En diciembre la suma era de solo ¢121 mil millones, pero contando el pago del salario escolar cancelado en enero —suma de ¢115 mil millones— y la baja captación de recursos, es poco lo que queda, por lo que el Gobierno necesita actuar rápido.
En los cuatro años anteriores, parte de estos fondos se colocaron en el mercado internacional, mediante los eurobonos; sin embargo, esta opción no existe, ya que no hay aprobación para una nueva emisión de este tipo.