Enviar
Iniciativa que será retomada en el congreso busca reglamentar medio de pago
Intereses de tarjetas tendrían límite

• Actualmente existen 346 tipos de tarjetas en país

Carlos Jesús Mora
[email protected]

El mercado de las tarjetas o dinero plástico podría desenvolverse en otro marco legal.
Esto por cuanto una iniciativa que se encontraba rezagada en el Congreso desde 2005 pretende ser retomada para crear una nueva regulación, especialmente sobre los intereses que se cobran a los usuarios.
La Comisión de Asuntos Económicos decidió no desechar el proyecto de ley e iniciar nuevamente su discusión, para lo que primeramente integrará una subcomisión que analice el texto y rinda un informe, en un lapso aún por definir.
“Consideramos que dada la coyuntura actual este texto no puede desecharse, por lo que vamos a retomarlo de inmediato e iniciar su tramitación cuanto antes, el uso de este medio de pago es cada vez más frecuente en el país y requiere una regulación”, consideró Clara Zomer, presidenta de la comisión.
Entre otros aspectos, la ley persigue delimitar las responsabilidades y derechos tanto de los tarjetahabientes como de los emisores; sin embargo, varios legisladores consideran oportuno incluir una serie de propuestas, como la posibilidad de fijar un tope a los intereses.
“Esta ley tiene algunos vacíos, sabemos que el tema de los intereses es muy sensible y que para ello necesitaríamos revisar todo un marco legal, pero vamos a promoverlos y tomaremos en cuenta la posición de diversos sectores”, dijo Ronald Solís, diputado de Acción Ciudadana.
La discusión de este proyecto generó diversas reacciones entre las entidades bancarias del país.
El Banco Nacional se muestra en desacuerdo con la propuesta, por considerar que no se toma en cuenta la existencia de una contraparte al pretender la defensa de los consumidores.
“La ley debe siempre buscar un equilibrio entre las partes y ajustarse a los principios constitucionales de racionalidad y proporcionalidad”, cita el primer informe de la subcomisión que analizó el proyecto, y que fue enviado a este medio como respuesta por parte de las autoridades del banco.
Por su parte, el Banco Popular dijo estar de acuerdo con la regulación planteada por los diputados, pero adujo tener “algunas inquietudes” como por ejemplo el artículo 22 del proyecto.
“Acá se indica que el emisor tendrá diez días hábiles para resolver al
gún reclamo o queja al tarjetahabiente, sin embargo, este plazo, en el caso de marcas internacionales podría ampliarse hasta 30 ó 45 días, según regulaciones establecidas por las marcas, esto debe tomarse en cuenta”, señaló Lorena Blanco, coordinadora, Proceso Tarjetas del Popular.
Entre tanto, Scotiabank aseguró estar
“en la mejor disposición de analizar y aportar positivamente en el enriquecimiento de la propuesta, en el momento en que la Superintendencia General de Entidades Financieras y los diputados así lo consideren oportuno” dijo Gabriel Pascual, gerente de Tarjetas de Crédito de la entidad bancaria.

Ver comentarios