Intel invierte entre $5 mil y $7 mil por capacitar a cada empleado
"Siempre estamos buscando nuevos talentos, a los que capacitamos y los ‘intelizamos’, para que sean más productivos, eficientes y creativos", dijo Timothy Scott, gerente de Asuntos Gubernamentales de Intel. Esteban Monge/La República
Enviar

Capacitar a cada empleado con un programa de formación dentro de la empresa hace que sea más productivo y eficiente en un corto plazo, lo que permite que el colaborador pueda generar proyectos más rápidamente.
Estas inducciones sirven para guiar al empleado en todos los aspectos de la empresa y se inicia desde que este firma el contrato de trabajo.
En el país existen diversas compañías que mantienen un programa permanente de inducciones y capacitaciones, como el caso de Intel, que invierte entre $5 mil y $7 mil por cada empleado.
“A los colaboradores se les da una serie de talleres desde el primer día, se les dicen las reglas que deben seguir y los ‘intelizamos’ para que sean más productivos, eficientes y creativos”, dijo Timothy Scott, gerente de Relaciones Gubernamentales de Intel.
Intel ya cumplió con la meta propuesta de tener dentro de su planilla a 2 mil personas, 800 más de las que tenía en 2013, a las que se les impartieron estas capacitaciones.
En los últimos 20 meses las inducciones se han intensificado, con un incremento en la contratación de ingenieros, en comparación con los años previos a la transformación, en 2014.
“Hoy pagamos más en masa salarial que cuando teníamos a 2.700 empleados, eso quiere decir que el recurso que contratamos es de un perfil profesional más alto, nuestra apuesta es seguir creciendo pero necesitamos un trabajo entre academia, Gobierno y empresa privada”, agregó Scott.
Otro ejemplo de multinacional que invierte en la formación de sus empleados es IBM; sin embargo, la diferencia está en que el programa de inducción es de 24 meses, ya que en ese tiempo se da la oportunidad a los colaboradores de aspirar a nuevos puestos o impulsar nuevos desarrollos de negocios.
“Las personas, dependiendo de su área de formación, tienen tres áreas departamentales a escoger, como atención de recursos humanos, finanzas, computación en la nube y servicio al cliente. A cada área se le da un asesoramiento personalizado”, dijo Annick Beaulieu, gerente de Recursos Humanos de IBM Costa Rica.
Telefónica también tiene un programa de inducción llamado “Onbording”, para integrar a los nuevos empleados y formarlos en asuntos como la historia de la empresa, objetivos, valores y la realidad del sector.
Estas inducciones se realizan hasta dos veces al mes, dependiendo de la cantidad de personas nuevas que se incorporan al equipo de trabajo.
“Para finalizar realizamos la visita a un centro de atención presencial donde el nuevo colaborador se sumerge en el mundo de la venta y el servicio al cliente, además, se elabora una agenda de reuniones y entrenamientos con personas clave, con las que el nuevo colaborador necesita interactuar para facilitar el desarrollo de sus labores”, explicó Karla Espinoza, gerente de Comunicaciones de Telefónica Movistar.

201601212015240.recuadro-4.gif


 

Ver comentarios