Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/LA REPÚBLICA

La generación Baby Boomer (1943-1960), destacada por la época hippie y la música disco, una generación de numerosas manifestaciones en contra del “statu quo”, siendo muchos de ellos “hijos de la guerra”, son actualmente los directores o dueños de las compañías.

La generación X (1961-1981), se vio afectada por la llegada de Internet, la cual resume los resultados de la generación anterior en cuanto a la apertura de la comunicación, la revolución sexual, social y económica. También, fueron marcados por eventos de trascendencia importante como la caída del muro de Berlín, el final de la guerra fría y la aparición del sida. Estas personas representan el mayor número de la fuerza laboral actualmente y son quienes pronto sustituirán las cabezas actuales de las organizaciones.
La generación Y o Millennials (1982-2001), se hicieron adultos con el cambio de milenio y son la futura generación de consumidores y usuarios, y en 2025, representarán el 75% de la fuerza laboral del mundo, según la consultora Deloitte.
La integración de la generación Y o Millennial a la fuerza laboral es una realidad, el reto es cómo retenerlos y brindarles las condiciones ideales para que apliquen sus capacidades y características a nuestros procesos, productos y organizaciones.
Mito: Todos podemos aprender de la tecnología
Los Millennials son personas digitales natas. Los artefactos tecnológicos se convierten casi en una extensión de su cuerpo. Toda empresa debe tener en su plan estratégico el elemento de la tecnología incorporado, y no hay mejor persona para ejecutar este aspecto como un joven nacido en los años 90. Los Millennials pasan alrededor de siete horas conectados online, y esto utilizado correctamente, puede generar a las compañías una ventaja competitiva.
Mito: Los Millennials no son comprometidos con sus compañías.
Los Millennials sí se comprometen con las compañías para las cuales trabajan, siempre y cuando estas les ofrezcan un sistema de trabajo que logren balancear con su vida personal y que les ofrezcan retos interesantes, dinámicos y sobre todo virtuales. Así se logra que puedan ser parte de la creación de procesos, productos e impacto dentro de la compañía, lo cual les genera el sentimiento de ser valorados, por lo que entonces vale la pena esforzarse.
Reto: Los Millennials son famosos por ser más críticos y exigentes.
El reto de cualquier organización que desee sobrepasar con creces el cambio generacional es el tomar ventaja de la criticidad de estos colaboradores y usarla para el mejoramiento de su servicio o producto, ya que al final, ellos también son la generación que terminará siendo la masa consumidora de nuestros productos finales.


Lucía Echeverría
Socia
Factor Humano

 

Ver comentarios

Notas Anteriores