Enviar
A poco más de un año de competencia real, la estatal domina el sector
INS arrasa en apertura de seguros
Incursión en el mercado es lenta pero segura, insisten empresas privadas
A poco más de un año de competencia real, el Instituto Nacional de Seguros (INS) domina, al contar con el 98,8% de las primas que se comercializaron en el país durante 2010.
Tendencia que iría perdiendo fuerza conforme pase el tiempo, pues sus contrincantes consideran que el proceso de quitarle una cuota del mercado al INS está procediendo normalmente y que van a ir creciendo con el tiempo.
Si bien este mercado se abrió desde agosto de 2008, no fue hasta 2010 cuando los nuevos contendientes recibieron la les autorización la Superintendencia General de Seguros para vender sus pólizas.
Durante el pasado año, seis compañías, cinco de ellas de capital extranjero, se subieron al ring para luchar contra la empresa estatal.
Por ello, desde hace varios meses no es extraño ver publicidad de aseguradoras como MAPFRE o ASSA en la prensa, vallas, mupis o patrocinando eventos deportivos.
Junto a estas dos empresas, también obtuvieron el banderazo Alico, Pan American Life y Aseguradora del Istmo. Así como Seguros del Magisterio, entidad que contó con el aval para ampliar su mercado y no limitarse únicamente al sector docente.
Sin embargo, los golpes al INS de momento son todavía pocos, tomando en cuenta que solo ha cedido el 1,2% del pastel asegurador.
ASSA Compañía de Seguros es la que ocupa el segundo lugar en captación de primas con el 0,6%, la mitad de los ingresos reportados por los contrincantes del INS.
“Es un mercado que legalmente está abierto a la competencia, pero en la práctica muestra apenas una competencia incipiente. Que una empresa tenga una cuota de mercado del 99% no es típico y será una situación que poco a poco cambiará”, explicó Neftalí Garro, socio del bufete BLP Abogados.
Esta situación se debe a que la oferta de nuevas pólizas todavía es limitada, tomando en cuenta que en 2010 se inscribieron 214 tipos, de los cuales 160 fueron registrados por el Instituto y tan solo 54 por los nuevos competidores.
Asimismo, la publicidad de nuevos productos ha sido muy poca, pues el proceso de instalación en suelo nacional requirió una fuerte inversión.
“La realidad económica de las empresas las ha hecho buscar generar ingresos lo antes posible para poner a producir el capital invertido. Esto ha hecho que muchas se hayan enfocado en grandes negocios y clientes, aunque irán moviéndose hacia el mercado detallista”, añadió Garro.
Al ritmo que el INS muestra su hegemonía, el pastel es cada vez más grande, la captación de primas creció un 7%, al pasar de $696,5 millones a $743,6 millones.
El alza se suscitó fundamentalmente por una mayor comercialización de pólizas obligatorias de vehículos y de trabajo, las cuales hasta el año pasado estaban bajo el monopolio del Instituto.
Aunque se prevé que el INS continúe dominando el mercado a largo plazo, es un hecho que cederá una parte, cuando los nuevos competidores logren posicionarse y amoldarse. Estimaciones del Instituto hacen prever que cuando el mercado esté consolidado, va a ceder un 25% de los asegurados dentro de un plazo de diez años.
Además, hay que tomar en cuenta que este negocio poco a poco comienza a consolidarse. Para este año, cuatro aseguradoras más comercializarán sus productos.
Al ring de seguros también se subirán Seguros Bolívar, Best Meridian Insurance Company, Quálitas Compañía de Seguros y Atlantic Southern Company.
“El proceso a mí me hubiera gustado que fuera más acelerado, lo que pasa es que son temas muy delicados. Sin embargo, el hecho de que haya sido más demorado de lo que yo particularmente haya deseado, no significa que esté mal, sino que fue como debía ser, sin prisa pero sin pausa”, aseveró Javier Cascante, superintendente de seguros.
Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios