Enviar
Proyección da un 4% para diciembre
Inflación ¿es un logro pasajero?
Corrección del desequilibrio fiscal forma parte de las tareas pendientes para lograr que indicador no crezca a los niveles de antes, aduce Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central

Wilmer Murillo
[email protected]

La inflación de este año ya se ubica en un sitial histórico, pues comparada con las últimas tres décadas no ha habido una menor.
No obstante, la pregunta es si esta inflación baja es flor de un día o si el país está en capacidad de montarse en los logros actuales para hacerla una variable permanente.
Ciertamente, la tarea no está concluida, reconoció Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
“La inflación puede comenzar a crecer por un aumento en precios del petróleo y por el deterioro fiscal que empieza a darse”, dijo por su parte Thelmo Vargas, economista.
El comportamiento de los precios del petróleo parece tener relación con la situación económica mundial, ya que en el tanto que se recuperan las economías de países avanzados, generan mayor demanda de energía y provocan crecimiento en los precios del petróleo; aunado a ello, el debilitamiento del dólar respecto a otras monedas también pasa su factura.
“Ello pone al país en una encrucijada”, a juicio de Guillermo Quesada, gerente general de Bancrédito, “pues la recuperación de los mercados mundiales es necesaria para la recuperación económica del país, pero si ello trae aparejado aumentos en el petróleo habrá un efecto negativo o aumento en los precios, que provocaría mayor inflación”.


¿Qué pueden esperar los costarricenses para lo que resta del año con respecto a los precios?
En la segunda revisión del programa macroeconómico se proyectó un rango para la inflación anual entre un 4% y un 6%. El comportamiento hasta ahora es consistente con esa proyección.

¿Cuáles han sido las acciones del Banco Central este año para domeñar este indicador?
El Banco ha seguido una política monetaria moderada, en parte gracias a los grados de acción alcanzados con el esquema de bandas cambiarias.

¿Han contribuido las circunstancias internacionales a que la inflación esté baja?
Sin duda, la baja en los precios externos y las menores presiones de demanda interna consecuencia del ajuste ante la crisis internacional.

¿Qué riesgos externos se ciernen sobre este asunto?
Hemos visto en las últimas semanas una presión al alza en los precios de los combustibles que podría extenderse a otros grupos de bienes.

¿Cómo puede afectar la inflación el déficit fiscal?
Dependerá de su financiamiento y de las presiones de la demanda privada. En el corto plazo parece no haber problemas porque la demanda privada no está creciendo significativamente y el Gobierno ha podido financiarse en el mercado interno.

¿En qué forma ha contribuido la baja inflación al bienestar de la economía y de la gente?

La inflación afecta más a los que menos tienen. La baja en la inflación permitió un crecimiento del 3,4% en el poder adquisitivo de los salarios mínimos durante el periodo enero-setiembre de este año comparado con el mismo periodo del año pasado y contribuirá a mitigar el efecto negativo de la crisis sobre los niveles de pobreza.

¿Pero cómo podremos lograr en este país que la inflación baja de este año se convierta en algo permanente?
La tarea no está concluida. Es importante continuar avanzando con las acciones en los campos monetario y cambiario, y necesitamos corregir el desequilibrio fiscal. También lo es anclar las expectativas para ir disminuyendo la presión inercial. La aprobación del proyecto de capitalización le dará al Banco Central una mayor seguridad en su lucha antiinflacionaria.
Ver comentarios